miércoles, 29 de mayo de 2013

VILLA UTOPÍA, RELATO JUEVERO......














Caminaba por sus calles de piedras bordeadas por árboles y flores cuyos aromas se entremezclaban.
la gente viajaba en tranvías bien conservados o también en elegantes mateos a caballo;pero la mayoría caminaba y al cruzarse intercambiaban una sonrisa sincera.
Lo que mas me extrañó es que nadie gritaba ni habían ruidos estridentes. El fondo musical era el canto de las aves, aunque para levantarse, puntualmente se escuchaba cantar a los gallos.

La gente trabajaba a gusto y le alcanzaba para comer y pasear con la familia, la cual crecía en paz y sin pretensiones. Todos eran capacitados según las habilidades que mas útiles fueran al bien común, lo cual era coincidente con sus inclinaciones y dones personales.

Tendría muchas cosas mas para contarte, pero me voy a quedar con las PLAZAS donde había agua potable para todos, en las vertientes de sus hermosas fuentes cuyos chorros brillantes caían sobre los peces de colores. Las personas intercambiaban comentarios positivos, y los niños jugaban saltando en un pie o algún otro juego sencillo sin demandar juguetes  con caprichos. Eran cuidados por sus padres exclusivamente ya que los abuelos eran considerados como niños otra vez y se los dejaba jugar y divertirse como si lo fueran........Pero como soy muy movedizo al dormir, me caí de la cama y me desperté de este sueño que te estoy contando.......

                                                       LAO PAUNERO

17 comentarios:

Fiaris dijo...

A bueno me venía inquietando,dije será que tiene fiebre?jajajaja
¡ojalá!amigo fuera eso realidad.
abrazo.

Tracy dijo...

¡Vaya ! al final yo también me caí de la nube en la que me habías subido con tu relato.

Cecy dijo...

Es lo que queremos, que así sea, que así se sienta, que así se cuide, así una ciudad amable.

Un abrazo :)

Juan L. Trujillo dijo...

No tiene por qué ser un sueño. Si todos caminamos en la misma dirección y somos capaces de poner cada uno nuestro grano de arena, esa ciudad es posible.
Un abrazo.

maria cristina dijo...

Lao, yo creo tu historia porque la viví, parece que repito lo que dicen los viejos, ah...los tiempos de antes! Recuerdo a los sapitos del Parque Chacabuco, los bebederos,tomábamos su agua sin ningún temor, un abrazo!

juliano el apostata dijo...

me has hecho sonreír, lao...
ese PERO COMO SOY MUY MOVEDIZO...sabes, por más que sé, y no sé mucho, eso te lo aseguro, cada vez pienso más que el hombre es un compendio de bien y mal...aquel se demuestra en las barbaridades que en cada momento de la historia hacemos (guerras, etec), este se demuestra en cada omento de la historia por ejemplo en dar al hambriento de comer...pero el hombre es conflicto activo...y cuando vienen las malas, que el diablo nos recoja...
medio beso.

Fabián Madrid dijo...

Me ha gustado lo de ciudad silenciosa. Un abrazo.

Neogéminis dijo...

Varios puntos en común han resultado tener nuestras utopías!
=)
Un abrazo

Carmen Andújar dijo...

El bien común, eso es lo que falla, nuestro egoismo nos hace no sentir empatía por los demás, y así nos va.
Totalmente de acuerdo con lo que dices.
Un abrazo

Alicia Gonzàlez dijo...

Un lugar donde se valoran los silencios, los aromas, el juego infantil, un buen sitio para perderse. Besote

Alfredo Cot dijo...

Lástima, me estaba gustando esa posibilidad de ciudad. Pero los despertares son a veces crueles y nos hielan el corazón cuando nos enfrentamos a una realidad inamovible.

Entretenido texto con caída de la cama final.
Abrazos

Valaf dijo...

Sí, ese tiempo, quizá pasado, en el cual las pequeñas localidades seguían los ritmos de la vida de sus moradores, y no al revés. Me has recordado a los pueblecitos de los que me hablaban en mi infancia. Hoy, con mano de hierro, las personas son obligadas a pasar por el aro de normas estúpidas que ellos mismos se han impuesto y, olvidando ese detalle, las consideran intocables, casi como entidades con vida propia.

Un abrazo

Toni dijo...

Existen estos espacios soñados pero parece que se hallan en vías de extinción.

Un abrazo Lao.

Charo dijo...

Lástima que te despertaras ja,ja, con lo agustito que estabas!
Un beso

Sindel dijo...

Un sueño que desearía tener para siempre sin despertar.
Un beso.

Natàlia Tàrraco dijo...

Espero que no te dieras un cantazo, a ver si recuperas este sueño que me iba enamorando de la ciudad de los ruidos cantarines y sosegados, dímelo a mi que estoy muda y aprecio mucho la canción de las abejas y de las fuentes, como niño los abuelo y los niños a sus juegos, siempre hay que jugar ni que sea a los sueños utópicos. Besito contento y retrasado en lunes porque estuve fuera.

casss dijo...

Eso tienede malo ser muy movedizo, al menos cuando dormimos y soñamos cosas lindas. Eso si, despiertos, tiene la ventaja de hacer algo por mejorar el pedacito de tierra que pisamos.
Tu forma de ser, seguro que apunta en esa dirección.

un fuerte abrazo