jueves, 2 de mayo de 2013

DOLOR EMOCIONAL

adhesión a la propuesta de Lucia M. Escribano
en su blog "sintiendo en la piel"
DOLOR EMOCIONAL




























Si te cuento detalles reales de los padecimientos vividos sería por un lado un tanto egocéntrico  ya que muchos los hemos tenido que pasar.

En mi vida personal debido a los "kilómetros de tiempo recorridos" te puedo decir que he tenido fuertes sufrimientos emocionales y también físicos y podría aportar humildes elementos y conclusiones moralejizantes de acuerdo al planteo que nos hace la compañera Lucía.

Consultando un poco los significados, se define al dolor como "sensación molesta de una parte del cuerpo".También se lo ubica dentro del plano del sentimiento o de la pena. El primero obviamente está referido a lo físico y los dos segundos claramente dirigidos a lo emocional. Ya que estamos, es bueno recordar que por estrés se entiende al "agotamiento físico ocasionado por desgaste nervioso de origen emocional".

Quiere decir que conceptualmente el estrés enlaza a lo físico con lo emocional.

Agregando a todo ésto, mi experiencia y observaciones concluyo en que desde luego que el DOLOR FÍSICO Y EL EMOCIONAL no solo están emparentados sino que son causa el uno del otro en forma recíproca especialmente en la situaciones extremas pero también en los malestares habituales cotidianos. A lo cual se agregan como factores complementarios condicionantes, al AMBIENTE y al MOMENTO en que se producen.

Como moraleja o conclusión te puedo decir que teniendo conciencia de esa interdependencia se pueden aliviar los dos tipos de dolores comenzando por uno de ellos. Por ejemplo, los masajes, las aguas termales o medicamentos específicos , favorecen el alivio emocional o viceversa.

Tomemos como muestra el caso de una simple contractura en la parte cervical ocasionada por las preocupaciones, la cual produce incluso dolores de cabeza. Verás como un camino llevará al otro.

Para no dejar a medias este comentario, si se agregan mejoras o toma de conciencia de los otros dos factores se optimizarán mas aun los resultados.

Pero no quiero dejar inconcluso este tema, si es que he entendido bien la propuesta, mencionando algo sumamente importante y es que existe  lo que llamaría UMBRAL . Ésto significa que cuando se llega a situaciones muy extremas en ambos tipos de dolores, la mente está provista de una protección tal, de que habiendo sobrepasado el límite de  lo soportable se llega a la disminución o casi desaparición de los mismos, llegándose desde la pérdida de conciencia y el olvido de los acontecimientos de que se trate, sean físicos o emocionales.

                                        Gracias por leer

                                         LAO PAUNERO

10 comentarios:

Tracy dijo...

Pues nos has dado una disertación, que, a mí concretamente, me vino muy bien porque me eh despertado con el cuello, que ni re cuento. Gracias.

Aniagua dijo...

Gracias amigo,
Abrazos

Aniagua dijo...

Gracias amigo,
Abrazos

Juan Carlos dijo...

Cuestión previa: vuelve a comunicar tu URL a Lucia, porque con el enlace no conseguí llegar a tu blog.
Yendo al relato, me ha interesado. Tengo amigos que creen que la enfermedad es una somatizacion del dolor emocional y pese a mi escepticismo me suelen convencer de ello.
Y particularmente, la idea de los "kilómetros de tiempo recorridos" me ha gustado y me ha hecho pensar, tal vez alguna vez la utilice.
Un abrazo.

San dijo...

Si que estan relacionados ambos dolores el físico y el emocional para tratar uno se ha de tratar el otro, creo que es la unica forma.
Muy interesante y completa tu exposición. Un abrazo.

Lucia M.Escribano dijo...

Claramente expuesta tu explicación, no deja lugar a dudas..,los dos dolores van casi siempre de la mano, si solucionamos uno, tendremos que cuidar del otro, para obtener una completa sanación. Me gusto leerte amigo.
P.D: Tienes un premio a tu nombre en mi blog, es un mimo para agradecerte tu participación en este jueves querido Lao...Besos.

G a b y* dijo...

Es lo que venía diciendo yo en los comentarios, pero Lao, tú aquí lo has puesto más que claro! :)
Soy un reflejo de todo cuanto aportas, contracturas, migrañas, mi cuerpo tiene más padecimiento gracias a las emociones que me afectan tan profundo. Y bueno, lo de los masajes, do fe, no está nada mal, y si encima, a los terapéuticos se le suman los que llegan con ternura, más de un dolor se ha ido sin darme cuenta!
Un beso!
Gaby*
pd: estuvo difícil la llegada hasta aquí, el enlace en lo de Lucía no lleva a ninguna parte! menos mal que ando con brújula!

maria cristina dijo...

Lao, ese es mi lema, todo padecimiento físico tiene origen en lo emocional, si uno puede adentrarse en su real problema espiritual, el dolor del cuerpo y sus manifestaciones desaparecen. Es muy importante saber todo lo que nos referís, uno puede ayudarse mucho con todo esto, un abrazo!

Pepe dijo...

Coincido contigo en que ambos tipos de dolor, físico y emocional, están a veces intimamente interconectados. Eso no quita para que puedan darse por separado. Fundamentalmente el dolor físico no siempre necesita del emocional. Creo sin embargo, que el dolor emocional siempre tiene consecuencias dolorosas en el plano físico.
Interesante reflexión la tuya.
Un abrazo.

El Demiurgo de Hurlingham dijo...

Muy bien planteado, la idea de como aliviarlo es interesante.