martes, 21 de mayo de 2013

¡ESTAMOS HARTOS!













tema juevero
propuesto por nuestra amiga MAR
en su blog LA BITÁCORA






 HARTO significa estar satisfecho, pero en este caso  hablamos de su significado opuesto, o sea estar cansado.

 Se presenta un conflicto, porque estoy harto de los quejosos  o  los que están hartos en forma adictiva. 

el hartazgo refleja disponibilidad a protestar, de acuerdo a la "pata con que nos hayamos levantado".

 Me cuesta tolerar la apatía al depender de un tercero al que parece que nada importa, e incumple un compromiso.No recibir el correo o que me cobren recargos injustos. 
Me molesta cuando me tratan mal o cuando no me dicen lo que piensan o me critican por detrás.




                                     LAO PAUNERO

26 comentarios:

Cecy dijo...

Lo importante se demuestra andando, la queja por quejosa solo queda como palabra sorda.

Un abrazo :)

Tracy dijo...

En los tiempos que corren es lo habitual.
Si te sirve de algo : un abrazo de tu amiga Tracy.

Juan Carlos dijo...

Agg, amigo.Tocas un punto débil. Lo de esos apáticos que dependen de un tercero y le culpan si algo va mal me REVIENTA. (Creo que tengo cara de tercero ...).
Y eso de ofrecer una sonrisa y criticar contrario por detras es de hartazgo activo y violento.
Un abrazo.

Fiaris dijo...

Que tema traes amigo hay mucho por aqui y por alli para estar Hartos,a los paises me refiero.abrazo

maria cristina dijo...

Lao, es como vos decís, según cómo nos levantemos ese día, uno puede sentirse harto de algunas cosas, pero al día siguiente las mira con una sonrisa condescendiente, un abrazo!

Juan L. Trujillo dijo...

No solo hay que quejarse, hay que luchar por qué lo que nos duele deje de repetirse.
Un abrazo.

Carmen Andújar dijo...

La verdad es que tienes razón, hay muchas cosas por lo que estar como hartos, omo las que tu señalas; pero es verdad que hay personas que son una queja continua, y eso, cansa.
Un abrazo

Neogéminis dijo...

Cuando la queja tiene sustento y persiste luego de haber intentado un cambio, una superación, creo que merece ser tolerada y digerida como una necesidad muy válida. Lo interesante es lograr que la queja individual se encauce con sus pares y nazca una corriente reivindicativa que logre cambios reales.
Un abrazo

Pluma Roja dijo...

Estar en constante queja es molesto la verdad eso a cualquiera harta. Creo que es mejor alejarse de esta clase de personas son verdaderamente negativas.

Saludos Lao.

Valaf dijo...

La protesta contra lo injusto (en relación a nosotros) es algo entendible y humano, incluso necesario. Pero la afición a la queja y al lloriqueo existencial, eso ya nos transforma en otra cosa, quizá en esclavos de las circunstancias (por llamarlo finamente).

Excelente!!

Un abrazo

Alicia Gonzàlez dijo...

La gente falsa, que no te dice lo que piensa a la cara, es complicado de soportar. Besote

Cristina Piñar dijo...

Yo también creo que hay gente que se queja de vicio, cómo se suele decir, aunque es cierto que hay muchos motivos para estar hartos. ¡Ojalá la palabra se utilizara siempre con el otro significado, ese del que hablas al principio! Un beso.

juliano el apostata dijo...

has introducido el término ME MOLESTA. creo que por tu parte es de inteligente. pues está claro que el matiz, al menos para mí, es importante. no es lo mismo estar molesto que harto, ese harto de quejumbroso. estar molesto implica, creo yo, poder reaccionar rápidamente. mientras que estar quejumbroso, quejarse,para ser más exactos, implica, creo yo, la apatía, la acción de la pura queja y nada más.
medio beso.

G a b y* dijo...

Creo que hay un momento en que la queja cansa (ahí es donde nos llenamos), y aunque las causas injustas nos sigan revoloteando, y aunque la voz a veces se nos quede ajada de reclamar, hay ocasiones en que debemos hacer un alto. Algo debe de haber de bueno en algún lado que ponga un poquito de brillo y ahogue tanta hartura. Jeje! Hoy me levanté con buena pata por eso ando un poco más positiva que de costumbre.
Muy bien expuesto Lao!
Un beso y lindo jueves!

Charo dijo...

No soporto a la gente que se está quejando todo el día y no hace ni el más mínimo movimiento para cambiar algo.
Me han gustado tus quejas. Un abrazo

Mar dijo...

Comparto tu hartazgo, sobre todo el de el correo. Me harta e irrita lo indecible esperar respuesta a algún correo que el destinatari@ no se molesta en contestar. En fin, ajo y agua, como decimos por aquí.

Bss.

ibso dijo...

Quizás estos que dicen estar hartos, lo que deberían decir es: "Estoy frustrado". Hay que reconocer que la vida no nos lo pone fácil (casi nunca) pero estoy de acuerdo contigo en que la queja por la queja no conduce a nada.
Un abrazo

Maria Liberona dijo...

Amigo creo que estoy totalmente deacuerdo contigo, creo que en cierta forma coincidimos jaja

Sindel dijo...

A mi me hartan las mismas cosas y otras más que son parecidas a eso.
Un beso.

magu dijo...

DON LAO
Pero poner un límite al maltrato está bien poruqe no es una queja esteril, es una acción para que el otro se dé cuenta de que o es atropellador, o ineficiente, etc.
Te pongo un ejemplo (en realidad tendría que escribir una peli cómica con todo lo de la obra social d emi hermnaa)
estoy esperando que de la gerencia de la sucursal zonal de la obra social de mi hermana me digan en qué sanatorio la operarán e ir a buscar la orden. Luego de haber llevado yo todo lo que me exigían, estuve a la espera del llamado de ellos. Ellos me llaman hoy y me dicen: no podemos comunicarnos por teléfono con tal hospital, así que andá vos, decile que vas de parte nuestra, hablá con pirulin y decile que te dé un papel para trarenos a nosotros.
me parecía surrealista lo que me pedían. que yo, alguien de afuera, hiciera de cadeta entr edos organismos codependientes, porque no se pueden comunicar por fono.
No me quejé pero dije que si yo iba así en el aire, no me iban a dar nada, se ve que los empleados reflexionaron un poco y dijeron: señora espere que por ahí el lunes nos podemos comunicar.
LA QUEJA es distinta a LA CRÍTICA DE ALGO QUE NO VA
acá, hay gente que no piensa en la gente como prójimo, como si fuernan sus padres, sus hermanos. no trabajan con el alma como lo hacés vos. Lo veo en todo lo institucional, acá las empresas, las instituciones no piensan en las vidas de las personas, cuando cortan la luz no piensna en el que no puede subir escaleras, los juzgados piden cosas pero a las 13 hs cierran y arreglate, y como siempre t edigo, a veces hay que poner límites, también, no podemos financiar la universidad a gente de ee uu, de francia de toda latinoamerica que viene a estudiar gratis, porque no tenemos para nosotros, no puede venir todo el mundo sin trabajo esperando que le demos un techo y el ingreso universal por hijo poruqe sí, pero pdemos ayudar al país vecino con algo, porque todo eso lo finanaciamos nosotros. hay que poner límites, y hay que actuar de algún modo constructivo para que lo que falla (sean "las actitudes de los empleados o las políticas de sus empresas o las normas de las instituciones públicas), no sena antiéticas, y se amolden a la gente), ánimo LAO
lee AGIL MENTE
lo estaba leyendo pero con lo de mi hermnaa lo cambién pro VIVIR EN PAZ del padre FERNANDEZ de EDICIONES PAULINAS. besos

Pepe dijo...

Coincido totalmente con el comentario de Valaf, que hago mío.
La queja es humana y a veces resulta ser la única salida. Por el contrario, instalarnos en la queja y no tomar ningún tipo de acción para solucionar nuestros problemas, denota apatía y pobreza de espíritu.
Un abrazo.

magu dijo...


Editar perfil
Editar perfilURL de OpenID:
Editar perfilNombre:

URL:

LAO
Me expreso mal por no manejar algunas cosas del google, cuando veas un JAJA en realidad es una sonrisa (no sé como se hace el dibujo de la carita, hay gente que la hace), no me rio de tus escritos, los sigo con mucho cariño. en serio, (igual no pondré más esa expresión), un beso para vos y tu señora y bendiciones
magú

Alfredo Cot dijo...

¡Quéjate! que algo queda y además es gratis.
Un abrazo

casss dijo...

Amigo Lao... es verdad, yo también estoy harta de las quejas (buen día para dejar de fumar... hoy que hay que leer sobre los hartazgos, jajaja) Es como un medicamento del que no hay que abusar. Es necesario saberlo utilizar, como todo. Quejarse un poco viene bien, para no explotar como algunos sapos. Bueno, hay muchas formas de hacerlo sin que se note tanto y canse más...

Me gustó visitarte, me sentí muy a gusto con tu relato.

un fuerte abrazo

maria jose Moreno dijo...

Pues no sería una mala idea haber hablado de la hartura, por satisfacción. Al fin y al cabo más provechoso que la queja. ;-)

San dijo...

Quejarse es de humanos, instalarse en la queja es lo que harta, al menos a mí. Todo lo que expones si que molesta, sí.
Un abrazo.