viernes, 28 de febrero de 2014

LOS SIN NOMBRE DEL AÑO CINCO MIL







































FANTASÍA













UN RELATO QUE FUE ENCONTRADO
EN UN VIAJE, POR UNOS EXTRATERRESTRES













Iban caminando de la mano misteriosamente. Con sus rostros ocultados; encapuchados. No decían para donde iban, porque no lo sabían.
Ni tampoco podían explicar porqué se escondían. No lo sabían.

No se saludaban ni entre ellos porque no se conocían. Se desconocían. Ni siquiera querían conocerse, no lo deseaban para nada.

Eran tristes, deprimidos y silenciosos. No reían, ni cantaban o lloraban.

Caminaban con el paso apresurado. Pero ignoraban hacia donde se dirigían.

--------

El protocolo de convivencia estaba claramente establecido; pero no era escrito. Lo respetaban por inercia desconociéndose de donde provenía.

Ignoraban la historia, no la sabían; ni habían libros ni abuelos que la contaran. Ya no hablaban.

---------

No agradecían a la vida, no habían niños jugando...

Sin embargo eran habitantes del Planeta Tierra. Se llamaban humanos...


                            Lao Paunero

10 comentarios:

Ester dijo...

Triste futuro, afortunadamente no lo viviré, pero espero que no se cumpla. Un abrazo

Armando dijo...

Los que ya peinamos canas..........Así comienza mi última entrada y veo que a ti también te preocupa el futuro de nuestros descendientes. Estamos en la onda.
Buen fin de semana y un abrazo.

maria cristina dijo...

Toda similitud con la realidad...
triste, no? Un abrazo Lao!

Tracy dijo...

...y de apellidos Deshumanizados.

El Demiurgo de Hurlingham dijo...

Es cierto lo de comportarse por reglas que no se sabe quien impuso, no si tienen sentido. O si alguna vez lo tuvo, si lo sigue teniendo.
Me parece que ya sucede.

gla. dijo...

Mas que triste...es una realidad que espera...sin saberlo

magu dijo...

DON LAO
Igual, nosotros ya estaremos re fristos o quizás reencarnemos en ellos¿, hagamos algo para que en el cinco mil todos sean felices y sonrian y bailen, un bacio caro

María Estévez dijo...

Un cinco mil incierto, Lao...
Quizás haya una puerta con luz propia.
Un abrazo,

censurasigloXXI dijo...

Pues parece que ya casi se ha impuesto en nuestra sociedad, yo no lo veo muy lejano... se intuye.

Un abrazo, compañero. Cafelito.

Juan L. Trujillo dijo...

Cuando los niños pasan hambre, la humanidad desaparece, cuando existen guerras la humanidad sale denostada, cuando se desprecia al vecino, la humanidad es un sin sentido.
Y esto nos está pasando cada día.
No está tan lejos de la verdad, ese relato encontrado.
Un abrazo.