miércoles, 17 de diciembre de 2014

UNA AMISTAD ESPECIAL














propuesta juevera


COORDINA   SAN
















Lo que cuenta es la capacidad de ser amigo. En realidad, son varios amigos especiales los que tengo, ya que honestamente considero a todo aquél con el que tengo un vínculo que se destaca y con el cual podemos aprender uno del otro y vivir distinta vivencia circunstancia enriquecedora. Obviamente, es un rótulo que no se puede  utilizar superficialmente; pero uno no tiene que cerrarse a la posibilidad de otras personas, porque es lo que mas cuenta. Se puede ser rico en ese sentido, en la medida que se crece por dentro.


Pero el que ocupa un lugar muy privilegiado es un amigo que tengo desde muy jóvenes. ¡Que no hemos hecho el uno por el otro! Sería muy largo de enunciar, aunque sumamente interesante y también nos hemos divertido.


Ese amigo especial.... un dia supe que se iba a "dar vuelta" ya que notaba que dejó cosas pendientes en el camino y no tuvo la valentía de ser frontal para hablar de lo que suponía mis errores, muy triviales por supuesto, y sin mala intención de mi parte; creo que proyectaba sus propios yerros, expiándose en mi. El tiempo demostró que no eran para tanto.... todos cometemos equivocaciones..... de eso se trata la amistad..... Yo sabía que algún día iba suceder. 

Supe que en determinada situación me iba a traicionar duramente en el trabajo en que nos desempeñábamos y al cual yo mismo lo había recomendado porque lo consideraba muy capaz; pero así fue, en eso creí prudente no decirle nada, y eso me afianzó en mi propio desempeño independiente. Lo lamentable es el costo, porque pese a mis intentos reiterados, no se baja de su orgullo, a pesar de yo haberlo hecho con creces. Durante la vida incluso, hemos compartido tiempos muy felices con nuestras familias.....

Vendría a ser como mi querido "enemigo especial". Nunca lo dejado de querer y con la misma intensidad de siempre..... porque el perdón engrandece y nos crece como humanos. En lo que a mi respecta,  la amistad dura para siempre. El pasado se disfruta con lo lindos recuerdos, pero no retorna.

Duele mucho pero lo sigo queriendo..... Tal vez haya sido consecuente con sus ideas pero, no fue sincero pudiendo serlo....


                             Lao  Paunero

15 comentarios:

Ame dijo...

Ese amigo especial eres tú, porque allí estás y estarás para él, siempre cometemos errores, es de grandes reconocerlos y mucho más de quien nos perdona.
Un beso LAO

AMBAR dijo...

Letras profundas y verdaderas, que nimiedades rompan una amistad es triste y más triste que el orgullo no deje que esa amistad se renueve y florezca, siguiendo el camino adelante.
El perdón engrandece y a la vez te deja libre, pero el dolorcillo deja su huella.

Que la llama del amor Divino, llene tu alma, corazón y mente, de salud y paz, en estas fechas y todos los días de tu vida.
Un abrazo
Ambar

Juan L. Trujillo dijo...

La amistad es siempre cosa de dos. Si tu amigo no puede ser tu otro yo, es que no es tu amigo.
Un abrazo.

Tracy dijo...

Hay veces que...

Cristina Piñar dijo...

Vaya, que pena, espero que algún día volváis a ser grandes amigos, por tu parte ya veo que no has escatimado en esfuerzos para que así suceda. Besos.

maria cristina dijo...

Lao, la envidia pudo haber sido el veneno que picó a tu amigo, muchas veces sucede a pesar nuestro, es una enfermedad terminal si no se puede salir a tiempo y reconocerla, un abrazo y muchas amistades merecidas para vos!

Carmen Andújar dijo...

A veces pasan estas cosas, malos entendidos y no hablar claro; pero el perdón es lo más bonito que existe. Hiciste bien en perdonarlo.
Un abrazo

San dijo...

La parte amarga de la relación Lao es la que nos muestras, como nos muestras la forma de actuar cuando realmente se ama a la otra persona, perdonando, luego lo que tenga que ser será.
Gracias por participar y por mostrarnos una parte de ti.
Un abrazo.

Alis Imaginaria dijo...

Que no daría yo por tener un amigo como tú!! La verdadera amistad debe parecerse mucho a tu relato.
Un abrazo.

Jazzy dijo...

La amistad nace de nosotros, si la otra persona no lo siente igual, es triste, pero siempre estaremos allí para él o ella
Abrazos

G a b y* dijo...

A veces no es fácil mantener intacto el sentimiento, y a pesar de los pesares conservar la estima en alguien que por algún lado actuó de modo no grato. Eso te enaltece Lao... porque como te digo, no es fácil. En lo personal, me adhiero más al recuerdo cálido de lo vivido con aquellos que ya no están a mi lado por diferencias, que a la persona en sí.
Siempre un gusto leer tus anécdotas de vida.
Besos!
Gaby*

Maria Liberona dijo...

Uuuff!!!
la verdad el relato me pone media tristona y a pensar que es realmente la amistad, pues si, creo que hay amigos así como cuentas en tu relato pero vaya que hay que dejar fluir la vida y ver las cosas positivamente

Alfredo dijo...

Un traspies amistoso, pero con los amigos como con la pareja todo es cosa de dos, incluso cuando el amigo ya no lo es, pues los dos seguis siendo tú y tu conciencia.
Abrazos

Neogéminis Mónica Frau dijo...

Quien sabe perdonar, sin duda es amigo fiel, pero convengamos que cierto tipo de traiciones u ofensas son muy difíciles de borrar, sobre todo cuando la mala intención no puede disimularse.
Un abrazo

Pepe dijo...

Esa capacidad de perdonar, esa disponibilidad a retomar en cualquier momento la amistad que fué y que ya no es, te honra. Coincido con Juan L. Trujillo en que la amistad es un sentimiento recíproco o no es amistad. En la balanza de vuestra amistad falta uno de los brazos. Está, por tanto, desequilibrada.
Feliz Navidad, Lao.