lunes, 22 de diciembre de 2014

REGALO

las  palabras  semanales

de  SINDEL


















Íbamos en el auto con mi papá, yo tenía diez años creo. Junto con mi tío iban hablando entusiastamente de temas que mucho no entendía. Es que, que de acuerdo a mi edad, algo escuchaba pero mas bien viajaba en mi burbuja de cristal, en mis sueños y pensamientos...

De pronto mi atención quedó atrapada por una pregunta que me hizó mi tio.... "¿te gusta la fotografía?"

Es que ..... claro que si..... le respondí despertando de mis fantasías como hablando de algo que en aquellos tiempos sonaba a algo inaccesible pero mágicamente atrapable para un chico de esos tiempos.

"Entonces .... muy pronto te voy a regalar una Cámara"


-----------

Ni que hablar del disfrute de aquellos días  de dulce espera y de los planes que imaginaba... Ya estaba pensando fotos de cuanta vista se me cruzaba de la naturaleza sobre todo. Mi idea era eternizar las imágenes de cuanta vista conmovedora a mi estilo se cruzaba..... pajaritos.... "nubes de corderito".... Arco Iris.... arroyito... y tantas cosas por donde que para mi gusto caminaba la esencia de mis sentimientos. Creo que nunca había saboreado tanto una PROMESA DE REGALO.

------------

Promesa que se ve que mi tío la había hecho en un arranque de entusiasmo....  porque nunca la cumplió......

No bastó el "quien te quita lo bailao" o lo "soñao" porque el soñarlo no fue suficiente. Sigo esperando aquella máquina fotográfica como un globo que se pinchó.....

-------------

Esta experiencia me dejó una enseñanza y creo que hay veces que las personas podemos prometer, sobre todo a un chico, de buena intención. Pero que las buenas intenciones no son suficientes eso es seguro.




                                               LAO  PAUNERO

13 comentarios:

Sindel dijo...

No hay nada peor que la desilusión de un niño, por ello hay que ser muy cuidadoso a la hora de hacer promesas sobre cosas que sabemos que no cumpliremos.
Imagino que después te habrás comprado una cámara y te habrás sacado las ganas de practicar.
Un abrazo!

Ester dijo...

A los niños y a los santos no les prometas si no lo vas a cumplir, que pena esa desilusión. Un abrazo

Carmen Andújar dijo...

Vaya desilusión, eso de las promesas incumplidas no está nada bien. Bueno, espero que más tarde te compraras tú tu propia cámara.
Un abrazo

San dijo...

Rota la ilusión luego cuesta recomponerla, pero el tiempo ayuda.
Gracias por compartir Lao.
Aprovecho y te deseo Felices Fiestas y espero que el proximo año llegue cargado de cosas buenas, buenas.
Besos.

Ilesin dijo...

A veces las decepciones nos marcan un tiempo de nuestra vida, pero el tiempo se encarga de poner todo en su lugar.
Besos y que tengas unas Felices Fiestas.

Isa Iss dijo...

Que desilusion.
Que mal de prometer y no cumplir aun mas a un niño.
Felices fiestas navideñas
Besos
Isa

Musa dijo...

Esa desilusión en un niño, nunca se olvida.
Feliz Navidad.
Besos

maria cristina dijo...

Lao, andá a saber qué pasó con la intención de ese tío, por ahí tenía guardada una y cuando la fue a buscar no la encontró, quizás tenía que comprarla y el dinero no fue suficiente, hubiera sido bueno que se sincerara en su momento para que tu ilusión no se quedara trunca a través de los años, Muy Feliz Navidad! Un abrazo

G a b y* dijo...

A veces las personas no se dan cuenta hasta dónde, una promesa puede alimentar las expectativas de un niño. Y es que una promesa de un regalo anhelado, queda gravitando en el chico al punto que pasa el tiempo, y no se olvida. Ya ves, tú aún recuerdas el regalo que nunca llegó. Debería haber una ley que dijera: No jugar, con las ilusiones de un niño!
Besos amigo, y un gusto haber compartido este año de cuentos y anécdotas tan sabrosas. Muchas felicidades para ti y tu familia.
Gaby*

Pepe dijo...

Las promesas están para cumplirlas ni debemos ni podemos prometer nunca aquello que no estamos dispuestos a cumplir o aquello que eecape a nuestras posibilidades. Seguro que el sueño de tener tu cámara fotográfica lo viste cumplido, aunque no fuera vía regalo.
Un fuerte abrazo.

Tracy dijo...

Me has recordado mi primera máquina de fotos,un regalo que me obnubiló.

Fanny Sinrima dijo...

Muy instructivo relato.Se frustró el regalo, pero ¿no han sido tus ojos una excelente cámara con la que has captado momentos inolvidables?

Que recibas el nuevo año con los brazos abiertos.

José Vte. dijo...

Una enorme desilusión la que envuelve esa promesa de regalo que nunca tuvo aquel niño que un día fuiste. Desgraciadamente la vida se va forjando a base de esperanzas e ilusiones no realizadas.
Es el largo camino marcado por buenas dosis de realidad.

Te deseo unas muy felices fiestas y un gran abrazo.