jueves, 20 de noviembre de 2014

OBSESIONES























APORTE  JUEVERO


PROPONE  Y  COORDINA


LEONOR  


EN  "MI  BLOG  DE  FOTOS"























Ese tipo que está sentado en la silla de enfrente me mira todo el tiempo y lo que mas me molesta son los que te toman bronca sin conocerte....... lo veo como me sigue observando todo el tiempo...¡es medio raro!.

La mujer rubia que está al lado mío me busca charla y hace todo lo que puede para llamar mi atención; ahora por ejemplo cruza las piernas para que se le vea hasta el apellido y así provocarme. ¡Todas  las  mujeres  son iguales!

Encima me puse la remera que me regaló mi vieja porque dice que me queda muy bien, pero yo no le hago caso y no quiero usarla... pero no se porqué no me animé a no hacerlo. Además si no lo hago, cuando vuelva a casa me va a decir de todo.

No me  puedo sacar de la cabeza la idea de que mañana tengo que renovar el Documento. ¡Son todos inventos del Gobierno para juntar mas dinero!

---------

Ahora que me atendió el Psiquiatra y me dijo que soy Obsesivo Compulsivo no le creo nada.... estoy seguro que lo hace para que siga yendo y poder sacarme plata. 

¡No aguanto el calor! ¡Estos del pronóstico siempre te mienten! Por negocio dicen cualquier cosa. Lo que voy a hacer es tomarme una gaseosa bien fría para refrescarme porque la cerveza me produce alergia y eructos que me hacen doler la panza y  no me dejarían dormir. No puedo dejar de pensar en el tipo que me miraba en la Sala de Espera y la mujer que cruzaba la piernas hasta.......... Ni hablar de lo que me diría mi mamá si me sintiera  aliento a cerveza.......................................

no lo quiero ni pensar..... ¡"nene  sos muy chico con tus cincuenta años tomando alcohol" .................           "¡encima desabrigado te vas a enfermar!"....  "¿porqué te pusiste esa remera?".....  "¡te dije que la usaras  solamente  cuando salís conmigo!"





Además el médico me dijo que tengo Edipo y que por eso  estoy como estoy..... ¡éstos  locólogos que creen saberlo todo! ¡te hacen gastar la plata en consultas y remedios diciendo pavadas! ¡Menudo comercio hacen con su profesión! 


Ahora que pienso............ ¡se me pasaron cinco minutos del antidepresivo!   ¿No ves que todo me sale mal?  ¡ me voy a enfermar mas todavía con este atraso! ¿No ves que hablo solo?

¡Obsesivo yo! ¡A quien se le ocurre! ¡Médico mentiroso!  Ya que estoy voy a anotar la fecha de la próxima consulta para no olvidarme y guardar la plata en el chanchito para poderla pagar. Pero para estar seguro, le voy a pedir a mamá que me haga acordar.......


¡Edipo yo!!!!





¡Son las cinco!  Menos mal que llegué a tiempo para  la hora de la leche que mi vieja siempre prepara ; sino ya me la imagino diciéndome "¡un nene de cincuenta años no puede estar sin alimentarse!"


¡Obsesivo yo!!!!



                    

                       LAO  PAUNERO

18 comentarios:

maria cristina dijo...

Ja ja ja Lao, es espectacular, "de amplio espectro" tu personaje de hoy! Muy bien hacenos reir que es saludable, un abrazo!

Leonor dijo...

Es buenísimo Lao, me has hecho reír, ese pobre niño de cincuenta años acomplejado y maniático, ¿para qué necesita un loquero?. Solo quiere sacarle el dinero. Muy bueno.

Un beso.

El Demiurgo de Hurlingham dijo...

Me quedé pensando en esa mujer rubia que buscaba llamar la atención.
Es que no soy libre de obsesiones.

Juan L. Trujillo dijo...

Un fiel retrato, que me hizo reír. Es lo que suele pasar con las madres excesivamente posesivas e hijos que no saben soltar las amarras.
Un abrazo.

Carmen Andújar dijo...

Muy bueno Lao. Este tipo tenía todas las obsesiones juntas, y su madre la primera. Desde luego es poco de fiar, ni para el psiquiatra.
Un abrazo

Ester dijo...

Un poco aturdida pero bien, Un abrazo

Neogéminis Mónica Frau dijo...

jaja loquito el fulano!... como bien remarca el Demiurgo, por sus obsesiones irracionales se quedó sin aprovechar la oportunidad de la rubia, que parece que le tiró los galgos
=)

Yessy kan dijo...

Tu protagonista no puede mejorar sin cortar el cordón umbilical de su madre tóxica. Me has hecho reir hasta los tobillos. Es un buen relato humorístico sobre las obsesiones. =)
Un beso

Escritos en tu nombre dijo...

Es un texto muy bueno. Creo que de obsesivos todos tenemos un poco... jeje.

Un abrazo.

Jenofonte dijo...

Bueno el relato, muy divertido.

Lo malo es que no pusiste eso de: "cualquier parecido con personas reales es simple coincidencia", lo que hace sospechar que es un relato autobiográfico...

karin rosenkranz dijo...

que bueno Lao!. Y pensar hay casos como este a montones..... la realidad supera la ficción!!
me voy sonriendo, y eso te lo agradezco.

Sindel dijo...

Un relato genial Lao! Las personas que sufren de este problema no tienen un minuto de paz en sus mentes, y viven una vida que ni ellos se dan cuenta todo lo que pasa. Tiene un toque de humor, que lo hace menos tremendo, pero entre líneas es para pensar.
Un abrazo.

Alfredo dijo...

Muy divertido Lao, fluyen las situaciones a cada cual más obsesiva. Genial el sentido del humor.
Abrazos

G a b y* dijo...

Oye Lao, entro y salgo rapidito, este tipo me ha dado miedo! Jajaja! Has logrado que el personaje, llegue al lector con tanta fuerza que hasta me da por mirar a todo costado antes de irme... Gran aporte!
Besos!
Gaby*
Y que ni se crea que lo he mirado... no, yo no!

Tracy dijo...

No me he podido reír más, gracias Lao

Pluma Roja dijo...

Un relato bien llevado y justo para cubrir el aporte juevero.

¡¡¡Felicitaciones!!!

Un abrazo.

Maria Jose Moreno dijo...

Veo que has llevado a cabo un buen recopilatorio de trastornos mentales además del obsesivo compulsivo. Estos sujetos sufren mucho y más cuando las obsesiones se acompañan de rituales. En el fondo tu protagonista sufre y mucho ;-) Real y triste
Un beso

José Vte. dijo...

Lao, te felicito, jeje, me lo he pasado de rechupete leyendo esta sarta de obsesiones del "chavalín" de cincuenta años.
Eso de ser maniaco-depresivo debe de ser muy duro, siempre dándole vueltas y más vueltas a todo, pero al menos tu lo has hecho divertido, aunque lo que cuentes sea para hacer tiritar.
Genial tu relato,

Un abrazo.