jueves, 27 de noviembre de 2014

CUMPLEAÑOS

























APORTE   JUEVERO

PROPONE  Y   COORDINA


ALFREDO  COT
















Cuando quiero recordar los cumpleaños de mi primera infancia no logro hacerlo muy claramente. Se me cruza por la mente mi abuela paterna, a quien adoré, pero tenía la cabeza injertada en Inglaterra; entonces cuando yo soplaba las velitas de la torta, cantaba con voz fuerte y chillona..... "¡ Happy Birthay To You!"...  "¡taraira rairá!"... "tararaira laitoo"... "tarataira  rairaaaaá!!!! Me sobrevuelan las imágenes de  algunas tías viejas que me besuqueaban y me manchaban la cara con un rouge muy colorado, del cual aún conservo su perfume pastoso; a mis papás, la sirvienta -como se acostumbraba- y a mis tres hermanos un poco mas grandes que yo, que se reían y aplaudían..... algunas imágenes de mi madrina, la cual era muy regalera y de mi padrino, cuya sonrisa era mas que nada una mueca de cortesía......

---------

Es cierto, debo confesar que siempre fui un "pibe adulto" y pensativo, al mismo tiempo que difícil...... tal vez, digo yo..... no lo tengo muy claro......

En esos tiempos, el cumple  mas feliz que recuerdo fue cuando a los cinco o algo así, fue a visitarme especialmente una viejita que llamábamos Pampa. Ella fue tierna y dulce, solamente me regaló -no hacía falta mas-, un económico elefante plano de cartón que tenía una nariz grandota a la cual  había que embocarle aros del mismo material......  ¡me hizo tan feliz esa visita!!!!!

------------

Desde hace unos cuantos años, cuarenta y tres para ser exacto, acumulo muy felices e inolvidables Fiestas de Cumpleaños, mías por supuesto, pero también de Adela y cada uno de mis hijos carnales, hijos postizos, mi nieto y algunos amigos del corazón muy cercanos.......

--------------

Aprendí una cosa importante, y es que toda fiesta para ser realmente tal, tiene tres etapas que no pueden faltar..... el antes, el durante  y el después.... y sobre todo EL DESPUÉS NO PUEDE DESAPARECER SI ES QUE HA SIDO REALMENTE  FIESTA.....

---------------

                    Agradezco la lectura amigos Jueveros



                                      LAO  PAUNERO

19 comentarios:

Tracy dijo...

Tierno recuerdo en el que se agranda sobretodo la figura de Pampa, ¡qué lindo!

Jazzy dijo...

Qué bonito, tener esos recuerdos me hace verte tierno
Abrazos LAO

P MPilaR dijo...

qué delicia: evocar uno a uno, o todos de golpe, los recuerdos que tejen infancias, juventudes y cumpleaños gozosos.

¿es hoy, entonces, tu cumpleaños, Lao?
Aunque no lo fuera, felicidades y un abrazo grande!!!

rosa_desastre dijo...

Recordar y seguir cumpliendo años, es el mejor regalo, disfrutar con los amigos, la familia y poder cantar en inglés o como sea, que se es feliz, feliz, feliz.
Un beso

mabelchierichetti dijo...

Muy bello relato familiar: Gracias por compartirlo!!!

Neogéminis Mónica Frau dijo...

Entrañables tus recuerdos, Lao. Aquí entre nos, te cuento que sólo dejé que me festejen un solo cumple, con globos, torta y chicos del barrio como invitados. No me hizo muy feliz la situación de sentirme homenajeada, así que le pedía a mi mamá que por favor, no me los festeje nunca más jeje. es que también fui rara!
=)

maria cristina dijo...

Lao, es muy importante para mí recordar y saludar a mis seres queridos en sus cumpleaños, también espero que lo hagan, no hay regalo mejor que ser recordados por quienes nos rodean, tierno relato, un abrazo!

Anónimo dijo...

A mi también me cuesta recordar mis fiestas de cumpleaños, están como confusas.
Tienes razón, el después es tan importante como el antes y durante. Y que no falten.
Un abrazo

Amapola Azzul dijo...

Lo que escribes, Lao, llega al corazón, besos y enhorabuena por esa vida que transmites.

Juan L. Trujillo dijo...

Cuando somos niños, no sabemos disfrutar de nuestros cumpleaños, pero afortunadamente aprendemos en los cumpleaños de nuestros hijos.
Entrañable relato donde reluce ante todo el amor a la familia.
Un abrazo.

Alfredo dijo...

Que buenos recuerdos y que memoria tan lúcida...
Esperar el después es haberle perdido el miedo a cumplir años.
Abrazos y gracias por venir a mi plaza

PEPE LASALA dijo...

Preciosos recuerdos Lao. Celebrar los cumpleaños es maravilloso, sean los que sean. Bien escrito. Un fuerte abrazo y buen fin de semana amigo.
@Pepe_Lasala

Yessy kan dijo...

Los padres, abuelos, amigos marcan profundamente nuestras vidas, son ellos los que alimentan nuestros recuerdos del ayer. Un precioso relato en memoria de tus cumpleaños. =)
Un beso

G a b y* dijo...

Me gusta rememorar... lo admito, soy nostalgiosa. Por eso, siento que este relato tuyo tiene un aire especial. Esos momentos que compartes, y se tornaron inolvidables salen a la luz con todo su brillo. Celebremos también por eso!
Besos!
Gaby*

Charo dijo...

Qué recuerdos tan entrañables! Yo no recuerdo especialmente ningún cumpleaños...cuando era pequeña invitaba a todas mis amigas del pueblo donde crecí a comer dulces y beber refrescos, pero después nos íbamos a jugar a la calle...así de sencillo!

José Vte. dijo...

Los cumpleaños más recordados fueron aquellos felices y sencillos. La mayoría de las veces no hacen falta más que ese elefantito para que la evocación perdure por todos los años de nuestra vida.
¡Que bonito lo has sabido plasmar Lao!

Un abrazo.

San dijo...

Que buenos recuerdos Lao y que bella forma de ver y sentir la fiesta- A mi me gusta eso del después.
Un abrazo.

Maria Liberona dijo...

Muy bueno y divertido tu relato me a gustado bastante, la verdad es que yo no recuerdo nada de las fiestas de mis cumpleaños excepto uno cuando cumpli los 10 jajaa... abrazos

Pepe dijo...

No recuerdo mis cumpleaños infantiles Lao. Tal vez la necesidad era tanta que se convertían en un día más sin apenas algo especialmente destacable. Me ha gustado esa reflexión de que de los cumpleaños importa también el después. Creo que es muy cierta.
Un fuerte abrazo.