jueves, 24 de abril de 2014

PERSONA (APORTE JUEVERO)





































sugiere y coordina
JUAN CARLOS desde su blog "¿y que te cuento?"



















Ser PERSONA implica tener singularidad. Es decir, ser único e irrepetible.
También significa estar dotado de una razón y estar abierto a la trascendencia, o sea, al mas allá del mundo.
Por otro lado, PERSONA involucra una identidad social, es decir, un yo y un nosotros al mismo tiempo.

---------
Me acuerdo de aquél vecino de al lado de mi casa, que nunca me respondía al saludo. Obviamente  me preguntaba a mi mismo "que bicho le habría picado"a esta PERSONA.

Ello sucedía, a pesar de que fui amable con él y le había hecho diversos favores, tales como irme hasta la ciudad para llevarle algún recibo de tarifa que le habían dejado enganchado en la puerta a riesgo de perderse, ya que solía ausentarse por varios días. O atender a alguna PERSONA que lo andaba buscando.

Un día lo encaré directamente y le pregunté de frente porqué era que no me saludaba, pero me contestó con evasivas tales, como que no se había dado cuenta y ese tipo de puerilidades.

En casos como éstos, uno suele pensar mal del otro y tejer una historia tal, como que se trata de una MALA PERSONA y con varios aderezos negativos mas, agregados a un historial imaginado por uno por la falta de contacto o de profundización


----------

Transcurrido mucho tiempo de la última vez que lo había visto, atiendo a alguien que estaba llamando a su puerta; quien me explicó que estaba tratando de localizar a la esposa o a algún familiar del tal misterioso vecino, diciendo que éste había fallecido por una enfermedad neurológica muy compleja e irreversible, que no le permitía manejar la convivencia y que lo hacía de mal carácter, al punto de lo insostenible......

-----------

El nudo moralejizante de esta narración, es que las PERSONAS convivimos como tales y que cuando la conducta de alguien no es entendida, debemos preguntarnos siempre, que debe haber una razón que lo explique y no apresurarnos a juzgarlas.

Todos necesitamos ocupar un lugar ante los demás porque somos únicos y diferentes aunque asimismo podemos aprender los unos de los otros.

-------------

Nuestro coordinador Juan Carlos y los demás, comprenderán y disculparán  la imposibilidad de obtener una fotografía de mi vecino...

De hecho, son tantas las PERSONAS con las que tratamos diariamente y a lo largo de nuestra vida, que habrían muchos relatos y conclusiones tal vez mas interesantes que las de este escrito....

                        gracias amigos (PERSONAS) por leer

                                         Lao Paunero

26 comentarios:

Lupe dijo...

Curioso relato el que nos dejas, más que nada por la moraleja que tiene en el fondo.

Lo he leído con interés desde el principio, y de tirón...

Ha sido agradable visitarte.

Un saludo.

Lupe

gla. dijo...

Digo lo mismo que Lupe
A veces nos centramos tanto en nosotros mismos
Somos juez y verdugo para las otras personas
Pero también somos tan vulnerables a los demás
Un abrazo

Tracy dijo...

Aleccionadora tu historia, hay personas que no saben que es decir buenos días o buenas tardes, no quiero pensar que estén mal de la cabeza, quizás están mal de educación, pero yo sigo erre que erre.

Yessy kan dijo...

Muy sensible tu texto, muy profundo y reflexivo. La misma palabra "persona", deriva del griego que significa "máscara" y una máscara no es lo que uno es, sino una representación, verdadera o falsa, que se exhibe.
Saludos

Sofya dijo...

Profundidad y reflexión en tu texto, gracias LAO, me ha gustado mucho.

Abrazos

Valaf dijo...

Lo has bordado, amigo LAO!!! No sólo hay dicho una verdad como un piano de cola, es que además has bordado el texto. Chapeau!!!

Un abrazo

Pluma Roja dijo...

Mi hermano siempre me dice: "no pienses mal" pero la verdad que en alguna oportunidad tenemos la tendencia de hacerlo y todo por el comportamiento de algunas personas. No sé si será bueno pensar mal o no o si simplemente pensamos con lógica. Hay personas que son como el personaje que nos dejas menos mal que en este caso descubriste que no era por mala leche que no contestaba tus saludos sino por esa cruel enfermedad.

Saludos.

Teresa Oteo dijo...

Tendemos a prejuzgar en muchas ocasiones sin saber nada de la vida de los demás, buen aporte!
Besos!

Azulia PourToujours dijo...

Me ha pasado varias veces eso que dices, que saludas y no devuelven el saludo, o das las gracias y no contestan. Creo que en esta época se han perdido los valores y la educación que uno está acostumbrado a dar hasta el mal gruñón. Pero tienes razón, a veces juzgamos y no sabemos lo que está cargando la persona o si la está pasando mal.

Carmen Andújar dijo...

La verdad es que a veces juzgamos a las personas sin conocerlas mucho y después nos llevamos una sorpresa.
Un abrazo

Ester dijo...

Alguien dijo que antes de juzgar había que andar unos días con los zapatos del otro. Me ha encantado tu PERSONAS, se lee con interés. Un abrazo

Sindel dijo...

A veces somos de prejuzgar a los demás, y siempre hay alguna razón para todo. Muy bueno tu texto que nos deja una reflexión importante, sobre la tolerancia y la convivencia.
Un abrazo.

Maria Liberona dijo...

Excelente relato que nos da mucho que pensar, me ha encantado

Neogéminis Mónica Frau dijo...

Muy atinada moraleja, sobretodo para los tiempos que corren en donde la mayoría se cree con derecho de juzgar al otro sin siquiera conocerlo.
un abrazo

G a b y* dijo...

Siento que tenemos la tendencia a prejuzgar, y sí, no es fácil ponerse a imaginar que una persona no muy accesible ni amable, es así porque padece de alguna enfermedad, más bien, la experiencia nos dicta que hay gente más simpática que otra... pero cierto es Lao, que cada cual lleva su historia y tiene sus razones. Me ha gustado como trataste el tema desde algo vivido personalmente y dejándonos un punto de reflexión.
Besos!
Gaby*

SUSANA VIDAL dijo...

La primera impresión NO es la que cuenta, derribar mitos es la razón de las relaciones humanas,gran moraleja Lao,gracias y un abrazo!!

maria cristina dijo...

Bueno Lao, esta historia tuya me trae un gran alivio, mi hija siempre me reprocha, Qué tanto ponerte en el lugar de los demás! Y es que por lo general lo hago,y encuentro la excusa que el otro tiene para proceder raro, no sé si será siempre lo mejor, pero yo me quedo más tranquila, gracias, un abrazo!

Cecy dijo...

Buena historia, real, y donde se demuestra que nuestra subjetividad, a veces crea situaciones equivocadas.

Un abrazo Lao :)

SÓLO EL AMOR ES REAL dijo...

Si fuéramos más sabios entenderíamos que cada uno hace lo mejor que puede con lo mejor que tiene...y obviamente dejaríamos de juzgar...

paz

Isaac

Juan Carlos dijo...

Comprendida la ausencia de la fotografía, como también esa extraña actitud de tu vecino.
Un relato muy interesante con una conclusión muy a tener en cuenta.
Un abrazo.

Maria Jose Moreno dijo...

Buena moraleja y sobre todo real, más allá de lo que vemos de las personas hay algo que desconocemos y que a veces nos explican mucho. Pongámonos en su lugar y averiguaremos como son y qué sienten

ibso dijo...

Hace unos años, yo era el monitor de un grupo de jóvenes. Después de dos años, en los que nos reuníamos semanalmente, llegamos a entablar cierta amistad.
Pues bien, sucedió que una chica de ese grupo, cuando la encontraba por la calle y la saludaba, nunca me devolvía el saludo. Lo primero que pensé fue que, por su extremada timidez, le daba vergüenza devolver el saludo.
Dos o tres veces me sucedió lo mismo (yo saludaba a distancia y ella no me contestaba), hasta que descubrí el motivo: nunca llevaba las gafas cuando salía a pasear con el novio.
Tu relato es para reflexionar con calma.
Abrazo.
ibso
ibso

Pepe dijo...

Muy cierto lo que nos narras, Lao. Nunca debemos de prejuzgar a las personas pues corremos el riesgo de equivocarnos con respecto a ellas. Me ocurrió en una ocasión con una persona que confundí su timidez con altanería y soberbia.
Un fuerte abrazo.

Loquita Diplomada dijo...

Siento que hay una tendencia a prejuzgar, sobre todo cuando no se recibe del otro lo que esperamos.
Tu relato nos enseña que no todo es como parece ser.
Un beso!

rosa_desastre dijo...

Cierto que a veces pasamos por la vida inventando la del vecino sin pararnos a pensar en las razones de su actitud... hay que aprender a dar su sitio a cada persona y quizás nosotros encontremos nuestro lugar.
Un beso

viejokike dijo...

Si.Es tan cierto, tenemos una inclinación por juzgar al otro sin conocerlo, y como en este caso, qué razón más que válida.