lunes, 14 de abril de 2014

PERDÓN (palabras de Sindel)
















perdonar
es caminar
directo al corazón

es obviar recovecos innecesarios

es trámite complejo
y sencillo a su vez

el PERDÓN
nos saca de un pantano
y nos libera
de cosas peores
como atarnos a los rencores

aunque tengamos
que mantener distancia
si fuera necesario......


                                Lao Paunero

22 comentarios:

Sindel dijo...

Nos libera, pero en realidad olvidamos? Creo que es más una necesidad interna que un sentimiento franco, pero tal vez me equivoco, y además depende de la herida que nos hayan provocado. Un abrazo!!!

Ester dijo...

Para eso hay que ser muy bueno. Abrazos

Alfa Fon-Amor dijo...

El perdón ,no es para tod@s,asi lo veo yo abrazo amigo

LAO Paunero dijo...

PARA MI MODO DE PENSAR, EL PERDÓN ES PARA TODOS. Y ADEMÁS, EL SENTIDO PROFUNDO ESTÁ PRECISAMENTE EN NO OLVIDAR......

Azulia PourToujours dijo...

Yo también creo que el perdón es para todos y debemos concederlo, ¿quienes somos para no hacerlo?... Me ha gustado lo que has escrito... pero también me ha puesto a pensar... pero por ejemplo, en un homicidio, en ese caso, cómo podemos otorgar el perdón, es algo díficil.

El Demiurgo de Hurlingham dijo...

Puede ser, pero también es cuestión de dos. ¿Se puede perdonar a alguien que no reconoce lo que hizo o que enorgullece de eso?

Oriana Lady Strange dijo...

Perdonar es el valor de los valientes. Solamente aquel que es bastante fuerte para perdonar una ofensa, sabe amar.
Cariños...

Sofya dijo...

Totalmente de acuerdo Lao, el perdón y si es necesaria la distancia...

Abrazos

Carmen Andújar dijo...

Tienes razón, ese perdón nos libera y sanea nuestro cuerpo de la angustia.
Un abrazo

maria cristina dijo...

No hay nada más vivificante que sacarse la mochila del rencor incipiente y perdonar y olvidar, Lao, un abrazo!

censurasigloXXI dijo...

Hay que perdonar cuando no había intención de dañar...

Cecy dijo...

Eso dicen Lao, pero la verdad que yo no me siento tan preparada para perdonar algunas cosas, podré perdonar pequeñeces, pero no, bajo ningún punto de vista, la muerte, violaciones y maltrato.

Un abrazo :)

LAO Paunero dijo...

CREO QUE EL PRIMER PASO ES ADMITIR QUE UNO NO SE SIENTE PREPARADO PARA PERDONAR....
¡YA LO CREO QUE ES DIFÍCIL LOGRARLO!

EL PERDONAR, EL OLVIDAR, EL CASTIGO, LA VENGANZA Y EL ARREPENTIMIENTO SON COSAS QUE NADA TIENEN QUE VER ENTRE SI.

Neogéminis Mónica Frau dijo...

Te comenté desde google+ y te reitero ahora...coincidimos, perdonar nos libera.
Un abrazo

Leonor dijo...

Perdonamos y arrinconamos el dolor en el interior hasta que nuevamente nos hagan daño y todo se vaya sumando. Llegará un momento en que el perdón no signifique nada.

Besos.

Fanny Sinrima dijo...

Lao, me gusta lo que dices.A las personas debemos perdonarles las ofensas para liberarnos de rencores que dañan el alma.Perdonar es tratar de comprender la complejidad del ser humano, que es capaz de lo mejor y de lo peor, en determinadas circunstancias.
No obstante, creo que al perdonar cerramos una herida pero queda la cicatriz.
Saludos

Tracy dijo...

Es difícil de hacer lo que nos cuentas.

G a b y* dijo...

Estoy de acuerdo Lao en cuanto a la lberación, perdonar tal vez sean un acto que nos engrandece también, pero siento que a veces es difícil poder llevarlo a cabo. Todo depende de lo profunda que sea la herida que se nos ha causado. Vivir con rencor tampoco sirve de nada... a veces hay que apelar al tiempo.
Besos!
Gaby*

Ilesin dijo...

Es asi de cierto mi querido Lao el perdon libera el alma de lastres que no conducen a nada y que impiden seguir avanzando en la vida.
Besos

Jorgelina D dijo...

¡muy cierto! me gustó lo de "trámite complejo y sencillo a la vez"
me gustó como describiste el perdón
¡saludos!

Pepe dijo...

Olvidar es imposible. Pero la imposibilidad del olvido no impide que el perdón sea auténtico, no olvidar no implica vivir dominado por el rencor o el odio. El perdón dignifica por igual al que lo solicita y al que lo otorga.
Un fuerte abrazo.

María dijo...

Perdonar es tener corazón y un gesto de humildad.

Un beso.