domingo, 14 de julio de 2013

TRAS LA PINTURA 2

TRAS LA PINTURA












-























es evidente
no lo dudo
que detrás de la obra
está el talento


que el hombre
tiene el privilegio
y ha nacido con un don
de continuar la Creación

aportando de lo propio
tal vez unos mas
quizás otros menos
pero todos tienen esa opción

y libertad de elegir
entre quedarse sentado
o ser activo artista
feliz de haber participado


8 comentarios:

Tracy dijo...

Llevas razón la de ser activa es mi opción.

Neogéminis dijo...

Un sesudo complemento de tu aportación anterior!
Gracias!
=)

fus dijo...

Esa libertad de elecciòn es la nos hace seguir adelante.

un abrazo

fus

maria cristina dijo...

Lao, muchas veces, mirando una pintura pienso, cómo podría yo hacer algo así? Nunca lo intenté, no lo sabré si no lo hago, ese día tendrá que llegar, un abrazo!

Fiaris dijo...

La libertad de elegir eso es bueno amigo.
cariños

G a b y* dijo...

De alguna manera todos somos partícipes, desde el brindarse creativamente, hasta el dejarse llenar por lo que desbordan esos hacedores con sus obras. Lo que no podemos es quedarnos totalmente indiferentes.
Muy buen complemento Lao!
Beso y muy buena semana.
Gaby*

PMPilar dijo...

Nunca admito mayor mi incapacidad que no sea ante la obra pictórica.
En la pintura es donde más aprecio el don que poseéis los hacedores de Arte.

Y sí, el talento ha de ser el elemento rector, sin el cual cualquier obra opone resistencia.

Un abrazo, Lao

magu dijo...

DON LAO
ES cierto, creo que todos hoy en día tneemos la posibilidad de crear algo, aún sin dinero, aún sin manos, al menos teniendo boca uno puede manejar un pincel, me encantan los cuadros de artistas con pies o con boca, antes salían los calendarios
ahora hago muchas casitas con cajitas de remedios, cajitas de cartón, o paradas o apaisadas, y techito de cartulina también y base, me gustaría enviarte las fotos que sacó fernando, hice más de cien, regalé casi todsa,s es un modo de no tirar cajas de cartón y dejar una huella, jaja aunque sea efímera, un beso