sábado, 24 de diciembre de 2011

TE CUENTO

Te cuento que en la infancia tuve momentos de grandes fiestas, no tanto por lo material, sino por otras cosas. 
Destellos que  fueron y vinieron como luces de arbolito, que en mi memoria permanecen presentes.


Era un gran Pesebre el que armábamos entre todos, guiados por mi mamá que ponía mucho entusiasmo en esas cosas de sentido religioso; al menos ella así nos inculcaba.


Alegría y fiesta hasta en los rincones. Tal vez las arañitas observaban con interés desde el techo.


En la estufa hogar, al cento de una larga pared como de unos seis metros, se armaba el Nacimiento con todos los detalles y elementos tradicionales. Y, hacia los costados se completaba el resto de esa extensión con montañas hechas de papel madera, lagos y ríos con espejos y, desfilaban pastores, granjeros y otros personajes. al mismo tiempo que habían bueyes, mulas, ovejas, patos y etc.
Alguno de nosotros agregábamos alguna cosa de manufactura propia. Recuerdo haber puesto una casita que hice con algo parecido a la plastilina. Y que la entonces, hermana chiquita que hoy es escultora y ceramista profesional, aportó algo que había hecho con sus manitos, reflejando desde entonces un don particular.


Al arbolito lo hacíamos, pero se le daba menor importancia, esa era la costumbre que se nos había inculcado.
En realidad, no se mencionaba a Papá Noel, ya que el centro de la cuestión era el Niño Jesús, y eso, a nadie molestaba.

6 comentarios:

maria cristina dijo...

Hola Lao, es cierto que antes no existía Papá Noel, la Navidad era el pesebre, y los Reyes los que traían los regalos. Los tiempos fueron cambiando tal vez por la necesidad de los comerciantes no?
Lindo relato, con la ternura de las cosas simples, un abrazo grande y Muy Feliz Nochebuena!

Lao dijo...

maría cristina. Gracias por leer y compartir. Me alegro que te haya gustado. FELIZ NAVIDAD!

magu dijo...

LAO
Me encanta tu recuerdo de infancia, se parecen a muchos de los de MARIE CRISTINA, tienen ese saborcito a chocolate a la española calentito, marcan una impronta de chicos de lso años cincuenta o comienzos de lso sesetna, son fotos, filmaciones testimoniales muy ricas, muy hermosas
yo hago los arbolitos con botellas y pongo las tapitas de gaseosas combinadas rojas y verdes como colgantes, le regalé a vecinos, luego las llevarán al garraham, por ahroa son del arbolito
bueno pibe, alquilá LAS MANOS
un abrazo
magú

Lao dijo...

¡que lindo Magu! Enseguida te cuento otra cosa.

Neus dijo...

La Navidad me gusta y más alegre o menos creo que no dejaría nunca de celebrarla. Leo tarde esta entrada pero me encanta, es muy entrañable y muy bonito conservar este recuerdo.

Lao dijo...

Hola Neus, me alegro que seas una persona que no anda a las corridas y sabe encontrar lecturas anteriores. Un beso!