lunes, 5 de diciembre de 2011

EL FALTAZO

Hace unos dias salió por televisión haciendo mucho estruendo un homenaje a una jovencita que había llevado nueve años ininterrumpidos sin faltar a la escuela.

Como estoy acostumbrado a hacer lectura de rostro, pude notar reflejado en la niña una especie de alegría sobreactuada. Era como que estaba soportando una gran presión de imagen.

Entonces me hice una pregunta a mi mismo de ¿que pasaría si un día decide faltar por el simple hecho de cambiar su rutina o de querer ir a pasear con sus papás por ejemplo? ¿tendría libertad para hacerlo?



En nuestro caso, siempre hemos pensado que de vez en cuando "tirarse una canita al aire" daba buenos resultados, mejoraba la motivación y los resultados en el cumplimiento de las obligaciones.

Por lo cual, de pronto un día organizábamos un "paseo loco" fuera de esquemas rutinarios y los chicos ese día faltaban a la escuela.

Esas veces fueron históricas y de fiesta. No solamente no los olvidaron mas, por el especial sabor que les dejó en la memoria. Sino que  retomábamos el ritmo con alegría y nuevas energías.

Asi mejorábamos en una cosa especialmente importante, como es, mejorar el vínculo entre nosotros.

Hay momentos en que solo la familia cuenta y dejan huellas importantes........

14 comentarios:

maria cristina dijo...

Muy de acuerdo con esto, Lao, la familia tiene prioridad, cómo me hubiera gustado que un día me hubieran dicho, hoy nadie trabaja ni estudia, a pasear! Abrazo.

Æ dijo...

Siempre un gusto leerte, amigo Lao.
;-)

esteban lob dijo...

Cierto Lao. A la larga, esas "perfecciones" si se exagera la nota, nos causan frustraciones.

Un abrazo.

Abuela Ciber dijo...

Te soy sincera, creo que lo mas logico es que los niños concurran a la escuela, y si daria premiazo por buen compañerismo, pero bueno asi es la vida.

Estoy contigo en lo que por aca decimos "rabona" bueno o por lo menos decíamos, a veces me olvido de mi edad.

Y mis nietitas que soy ste, si tienen que realizar algun paseo, o salida familiar o cumpleaños especial de primitos en el Interior y hay que viajar varios dias pues.........se dan la "rabona"

Precioso leerte.

Cariños

Lao dijo...

maria cristina. ¡eso! ¡la familia primero!

Lao dijo...

Anele. Me alegran tus pasadas

Lao dijo...

esteban lob. Hablas con sabiduría. Un abrazo

Lao dijo...

Abuela Ciber. Por supuesto que el objetivo es que le tomen amor a la escuela, pero no fanatismo. Acá le decíamos "rabona" cuando se faltaba a la escuela sin que los padres se enteren, en ese sentido, está muy mal y es peligroso.Me alegra coincidir y muchas gracias por venir. Mis afectos para vos y tus nietitos.

Alejandro Kreiner dijo...

Tantos años sin faltar a la escuela también quiere decir que tiene buena salud.

Saludos.

Gla dijo...

Muy de acuerdo, aunque debo reconocer que me pesa demasiado la responsabilidad y me cuesta tomar esas decisiones....Y si las tomo debo poder disfrutarlas sino no tiene sentido...Trato de que mi hija se autoexija menos que yo, espero tener buenos resultados...

Lao dijo...

Alejandro Kreiner. Tal vez en algún caso puede ser buena salud, como vos lo decís. Gracias por tu opinión. Un saludo.

Lao dijo...

Gla. Es que hay que tratar de que no se sientan presionados, entonces ellos mismos, guiados por el sentido común desarrollan mas responsabilidad sobre sus tareas y se sienten entendidos. Ellos también aman la libertad y tienen que aprender a manejarla. Gracias por pasar y opinar. Espero que andes bien de tu salud.

Neus dijo...

Ya lo creo que sí. A veces hemos faltado al colegio un día, convirtiéndose en algo especial y viendo y aprendiendo cosas que no se pueden aprender en los libros, no hace mucho nos fuimos mi hermano y yo con mi madre a comer a Fuendetodos y visitamos la casa de Goya en uno de esos días especiales y al volver paramos a jugar con la nieve, fue estupendo.

Lao dijo...

Veo que estamos de acuerdo Neus. Te envío mis afectos.