viernes, 9 de octubre de 2009

UN ANGEL DEL CIELO

Desde la primera infancia, cuando dabas los primeros pasos y empezabas a hablar; se iba dibujando un grupo de señoras que iban de visita a tu casa, o que, eventualmente encontrabas junto a tu madre en la calle. Parecía como que te iban haciendo diferentes preguntas o pruebas, seguramente muy bien intencionadas. Empezaron a preguntarme ¿a quien querés mas? , ¿a tu mamá o a tu papá?. Reconozco que ese cuestionamiento me embretaba, me ponía en conflicto, me parecía tonta y no les contestaba. Luego vino la etapa de "que lindo nene" a ver, "decí un versito...dale...dale...decí un versitoo" y...en forma forzosa y con gran vergüenza...estaban los clásicos de..."todos los patitos se fueron a bañar" y "los zapatitos me aprietan" que los recitaba tapándome la cara o sentado en la hamaca, como para liberar tensiones. Mas adelante con un temperamento algo sanamente rebelde como el mío, llegó el ineludible cuestionamiento que te hacían de..."¿que vas a ser cuando seas grande?" y, en mi caso, a partir de allí, se despatarró todo y me caí un poco del cielo de la infancia, ese sublime refugio que, no tiene que ser muy invadido, ya que el desarrollo de la personalidad tiene mucho que ver con todo eso.
Lo reconozco, en mi caso me molestaban esas preguntas, ante las que me sentía un poco acelerado por esas señoras, tal vez muy buenas, pero algo inquisidoras. Necesitaba calor de infancia, tiempo de disfrute y no apremios, que a pesar de mi corta edad, sentía innecesarios. A tal punto me confundió, que durante muchos años, crecí creyendo que iba a ser cura, y si no lo era, mi conciencia me decía que era algo así como una "alta traición a mi destino". A mi madre, le cerraba muy bien esa idea.Ella de joven, había estado en un convento pero no llegó a consagrarse. A mi padre en cambio, sin necesidad de hablar mucho, lo entusiasmaba la alternativa de que llegase a ser, abogado, ingeniero o algo así.El, por impedimentos que creo reales, no había podido terminar el secundario pero era un asiduo lector, pensante y creativo.Desde luego que los dos estarían guiados por el afecto y sanos deseos para mi persona.


El hecho concreto es que había en el ambiente de mi generación "tres tipos de tipo". Los que estaban convencidos de que un ángel había venido del cielo y los había elegido para una misión. Los que optaban por ser lo que les dijeron que tenían que ser, desde luego, financiados por los progenitores o algún familiar. Y los que hacían de su vida "lo que se le cantaba la regalada gana"



¿Que es la vocación entonces?. Cuando ves por ejemplo a un ladrillero trabajando bajo el sol. Te preguntás si el no tiene vocación o si está excluido de ese grupo de elegidos.



También apareció este asunto moderno de la orientación vocacional. Ideal para los dudosos o los "hipocondríacos del saber".



Felizmente he sido laburante, activo y creativo como mi viejo durante toda mi vida, como lo sigo siendo. Y, a costa del margen de error a lo que estamos expuestos los que buscamos un camino de libertad, han sido mucho mayores en mi vida, los aciertos. He trabajado y estudiado, lo que quice y pude y lo que quiero y puedo, de acuerdo a las posibilidades reales y humildes capacidades, a costa de mi trabajo/bolsillo; aunque muchas las tuve que desarrollar con mi personal esfuerzo. Siendo consecuente conmigo mismo, coherente con las circunstancias y desafíos que la vida te va presentando. PRECISAMENTE ESA ES LA VOCACION DEL HUMANO; LOGRAR TENER LA SERENA CONVICCION DE HABER PUESTO TODO DE SÍ MISMO Y SEGUIR HACIÉNDOLO.



Hablando hace un tiempo con una de mis maravillosas hijas, la mayor en este caso; le decía..."desde nuestro lugar, haciendo lo nuestro, todos podemos cambiar la historia...y si sentís que lo hiciste, has vivido"

11 comentarios:

Fabia dijo...

Lo que cuantas es tan cierto, que creo que a todos o casi todos nos ha ocurrido, de niños y de jovenes. Y lo dicho a tu querida hija mayor me parece algo para digno de apuntar y recodar.
Besos.

belijerez dijo...

PRECISAMENTE ESA ES LA VOCACION DEL HUMANO; LOGRAR TENER LA SERENA CONVICCION DE HABER PUESTO TODO DE SÍ MISMO Y SEGUIR HACIÉNDOLO.


Completamente de acuerdo con tu tesis, yo pienso lo mismo, la vocación va evolucionando con nosotros, lo importante es hacer eso que sabemos hacer y hacerlo bien, con ganas y disfrutando.
Saludos desde Jerez.

Lao dijo...

Fabia. Me alegro que te identifiques,
gracias por venir y opinar. Un beso

Lao dijo...

belijerez. Sí, "lo importante es hacer lo que sabemos con ganas y disfrutando". Me alegro que coincidas
Muchos saludos.

Lao dijo...

Fabia. Me alegro que te identifiques,
gracias por venir y opinar. Un beso

A-nònima dijo...

cuanto más te leo más te quiero!
gracias por tanto!

=)

incal dijo...

me gusta la transparencia de tu escritura:denota sensibilidad y autenticidad.

Saludos desde Montevideo.Luis

Lao dijo...

A-nónima. Muchas gracias por ésto!

Lao dijo...

incal. Hola! muchas gracias, me alegro que sea así. Saludos a Montevideo, la tierra de mi madre. mis abuelos, primos y tíos.

Lembranza dijo...

LOGRAR TENER LA SERENA CONVICCION DE HABER PUESTO TODO DE SÍ MISMO Y SEGUIR HACIÉNDOLO.Creo que en esta frase esta lo que perseguimos la mayoria de las personas.
Cuando era adolescente, mi familia pensaba que iba para monja, solo por el hecho que estaba mucho con ellas. La verdad es que no se me habia pasado por la cabeza, si que gustaba mucho su trabajo con la gente pobre. Un abrazo

Lao dijo...

Lembranza. Hay coincidencia histórica
y en el pensamiento. UN ABRAZO