jueves, 25 de septiembre de 2014

HABLA DEL SILENCIO

PROPUESTA   JUEVERA

DE "matices  en  la  vida"











-


¿Tu pedido es que hable del silencio?

Es el gran señor de la inquietud del alma cuando uno está intranquilo, porque hace mas ruido que el mismo ruido cuando no hay paz en el corazón.

Pero si la hay, la Paz lo percibe y te deja escuchar los mensajes que el silencio se trae con el.

El silencio despeja los ruidos y aproxima los sonidos que uno necesita sentir, como el canto de los pájaros, el soplido del viento, el murmullo del río y otras tantas  bendiciones.



Por el contrario el RUIDO, ese gran invasor, interrumpe irrespetuosamente el paso de la armonía auditiva.
Hay un raro fenómeno en estos tiempos, al menos como yo lo pienso, y es que se habla muy fuerte y a los gritos te diría. Eso es malo en diferentes aspectos, tanto en la interlocución,  en lo emocional y en lo vincular entre las personas.


Lo mas difícil es lograr SILENCIO INTERIOR a pesar de lo que nos rodea, pero resulta ser todo un desafío y muy necesario para saberse detener y enfocar.


El otro punto importante relacionado, es el SABER ESCUCHAR, lo que implica un gran respeto a los demás y entender que los unos y los otros no somos casi nada diferentes, cualquiera sea nuestra edad o situación.


------------


Con respecto al VINO, es un gran estimulador para romper el silencio de los tímidos enamorados y es el que puede hacernos ir de boca para decir o hacer cosas de las cuales podríamos arrepentirnos.    ¿O.... tal vez no?






                    Lao  Paunero

28 comentarios:

Sofya dijo...

Las palabras pueden ser terapeúticas pero el silencio cura...
Bonito tema el del silencio.

Abrazos LAO!

Ester dijo...

Saber escuchar es un arte, pero saber escuchar el silencio es arte en superlativo. Un abrazo

Alfa Fon-Amor dijo...

El silencio es bueno y necesario, a veces,del vino no se nada de nada,abrazos.

Abuela Ciber dijo...

Y esos silencios complices,como me gustan!!!!

Cariños

Leonor dijo...

Me gustan los silencios cuando dejan descansar, cuando revelan amor y complicidad.

Un beso.

gla. dijo...

Me gusta lo que me dice el silencio
En cuanto al vino...solo muestra lo que la persona es...desinhibido
Un abrazo

Sindel dijo...

Me gustan los silencios de paz, los silencios íntimos. Y el vino nos saca las inhibiciones, a veces haciendo que cometamos algunas locuras.
Un abrazo.

Tracy dijo...

Me parece perfecta la definición que has dado de él tan sólo empezar el texto y en lo del ruido estoy totalmente de acuerdo con lo que dices.
Muy completa tu composición.

Azulia PourToujours dijo...

También me gustan esos silencios interiores, a veces necesarios. Saludos Lao.

Neogéminis Mónica Frau dijo...

Buenas consideraciones todas!
=)

Susurros de Tinta dijo...

Te has decantado por una minitesis del silencio! muy ciertos todos esos silencios, hay muchos más, puede que uno por perosna y momento, un combinación infinita de silencios bien resumida y esquematizada, un enfoque muy ilustrativo para este jueves Lao, hacía mucho, pero mucho que no pasaba por tu casa, desde Spaces?, jajaja, puede ser, miles de besosssssssss

Cristina Piñar dijo...

Buena exposición sobre el silencio la que nos ofreces este jueves. Ah, ¡y ten cuidado con el vino! jeje.

SUEÑOS DE SINCERIDAD dijo...

Me ha gustado por que has hablado no solo del silencio. Lo has contrapuesto al ruido. Es verdad todo lo que has dicho sobre el hablar a gritos. Ya no se respeta el silencio ni en los velatorios.
y el silencio interior, su significado..... creo que es ser feliz con uno mismo.

SUEÑOS DE SINCERIDAD dijo...

Me ha gustado por que has hablado no solo del silencio. Lo has contrapuesto al ruido. Es verdad todo lo que has dicho sobre el hablar a gritos. Ya no se respeta el silencio ni en los velatorios.
y el silencio interior, su significado..... creo que es ser feliz con uno mismo.

Juan L. Trujillo dijo...

Hay quién hace ruido, porque de otra forma no se haría notar.
Un abrazo.

Yessy kan dijo...

Lindo texto. Hay silencios necesarios y otros destructivos. Muy buena descripcion de tu silencio y le vino. =)
Besos

Rochies dijo...

El rumeo invade y resulta muy difícil aquietar la mente y permitir que sea ese silencio a veces tan buscado el que fluya en paz.

Carmen Andújar dijo...

Es difícil encontrar ese silencio interior para poder oir los otro sonidos como tú dices; pero nos hace mucha falta.
Me ha gustado tu reflexión.
Un abrazo

maria cristina dijo...

Gran sabio el silencio, Lao, y en cuanto a los que beben de más, dicen que los chicos y los borrachos hablan con la verdad! ojito con ellos, un abrazo!

rosa_desastre dijo...

Bálsamo para el alma, el silencio, cuando es buscado y no impuesto.
Un abrazo

Alfredo dijo...

Me quedo con el silencio del vino, que es todo a la vez: estímulo y percepción y el que pone en marcha el resto de los sentidos.
Abrazos

Juan Carlos dijo...

Suscribo tu reflexión, el silencio tiene esas dos caras que cuentas. El ruido y la falta de atención (de respeto, diría) hacia otros va imperando, lamentablemente, en nuestro tiempo.
El silencio interior, la paz de conciencia, creo que es uno de los mayores logros que una persona puede alcanzar.
Abrazos.

censurasigloXXI dijo...

Ese silencio interior, en qué pocas ocasiones lo he conseguido...

Cafelito.

G a b y* dijo...

Razón llevas, tanto en tu primera reflexión... como en la última!
El silencio interior, en cuanto a mí respecta, es una necesidad vital que tengo, cada tanto, me acurruco en él.
Y en cuanto al efecto del vino... a veces empuja a romper el silencio con declaraciones demasiado sinceras :) (no es que haya que mentir, pero tampoco andar ventilándolas sin más!)
Besos!
Gaby*

Maria Jose Moreno dijo...

La gente cada vez es más ruidosa pero lo que dicen es tan poco interesante que mejor quedarse en el silencio interior. Un abrazo

Pepe dijo...

Y lo dice el refrán, Lao: Mucho ruido, pocas nueces. No me gusta el ruido, en la teoría de la comunicación, el ruido es todo aquello que distorsiona el mensaje. Sin embargo el silencio me gusta, me proporciona paz interior aunque a veces sea en el silencio cuando los fantasmas del alma dejan oir su poderosa voz.
Un fuerte abrazo.

San dijo...

Vivimos en un mundo de ruidos, encontrar ese silencio interior es dificil, pero tan necesario. Buenas consideraciones todas Lao.
Un abrazo.

Max Estrella dijo...

Verdades sencillas pero que las más de las veces olvidamos...andamos inmersos en la sociedad del espectáculo y esta pide ruido, mucho ruido...y nos impide escuchar, andamos en monólogos permanentes, aunque estemos hablando en reunión...
Un abrazo tranquilo y sibilante