martes, 12 de noviembre de 2013

HÉCTOR HYDE































- .












APORTE JUEVERA
PROPUESTA DE NUESTRA AMIGA DOROTEA
























El trabajo lo necesitaba y sin mas me presenté en el periódico con algunas referencias y antecedentes a mi favor, entonces me dieron el puesto, a prueba por un tiempo.

Me sentaron en un escritorio viejo lleno de tierra y con algunas hojas a disposición, junto a una antigua Olivetti con tinta gastada.

"Escriba sobre Héctor Hyde" sentenció con prepotencia el jefe con gran escepticismo sobre mi persona, claro está, canalizaba en mi su frustrada vida creyendo que sería uno mas de la fila......NO LO SOPORTO a este tipo pensé, pero al trabajo lo necesitaba como les dije, entonces tenía que aguantarlo.

 Puse MÚSICA de fondo para inspirarme en un Winco que todavía funcionaba e investigué en los libros que había amontonados, pero al personaje lo encontré nombrado en la guía telefónica pero sin acento en la E , es decir Hector Hyde, domiciliado en  Danville, población de pocos habitantes del Estado de Kentucky, Estados Unidos de América.

A pesar de mi confusión, mi amargado jefe se quedó contento y aprobé mi prueba porque relaté una historia de fantasía que explicaba que el tal Hector sin acento era un viejo arrugado y calvo, con escaso pelo blanco rizado y gafas llamativas por su tamaño. Sumamente inteligente, políglota, que había acumulado abundante conocimiento gracias a su inquieto espíritu que lo llevó a viajar en barco durante toda su juventud, por todo el mundo. Y como al mismo tiempo era muy curioso, era fácil para acumular los consejos e ideas que le proporcionaban los mayores durante esos viajes de aventuras. Su comienzo fue como grumete, pero su actitud dócil y receptiva lo hicieron escalonar en puestos de mayor responsabilidad hasta llegar a capitán.

Cuando con los años se cansó su cuerpo de dichos trabajos, llegó la ocasión en que se retiró e instaló su hogar en tierra formando una familia. Siendo de espíritu inquieto no pudo quedarse quieto. Entonces durante otros muchos tiempos se dedicó a escribir en distintos idiomas y ocupó un puesto destacado en un periódico al punto de constituirme en su primer lector y ADMIRADOR....

----------

Ahora que me encuentro parado frente al largo espejo de la oficina pensando en lo que les acabo de contar, veo reflejado un viejo de anteojos grandes, escaso cabello rizado y tomo conciencia de que soy un egocéntrico fanfarrón, porque sin darme cuenta les estaba escribiendo sobre mi mismo o de al menos sobre quien creo que soy......


                              LAO PAUNERO 

28 comentarios:

censurasigloXXI dijo...

Eso sí que es mirarse introspectivamente, más allá de la imagen que vemos. Una tarea muy difícil, amigo, porque hay muchos y muchas que solamente se observan la cáscara. Muy interesante relato. Gracias.

Un abrazo y tu cafelito.

Belkys Pulido dijo...

El ego, nos juega tales malas pasadas

Alfa Fon-Amor dijo...

Nunca esperé ese final jajajaja abrazo muy buen escrito

Juan Carlos dijo...

Me iba concordando el Sr Hector (sin acento) con una foto que conozco ... Divertido y oye, ¿por qué no? quienes escribimos solemos ser vanidosos.
Abrazos.

Dorotea dijo...

Como pasar por capas de la cebolla profundizando cada vez más y luego volver a salir a la superficie del espejo: mira, pero si soy yo...
Me ha gustado mucho,
un abrazo.

magu dijo...

LAO
Está buenísimo. No es fanfarrón, está bien, él ama lo que hace y como lo hace, y tiene que ser su primer admirador. Mirá, te conté que le hice una rimita a Juan Carlos Calabró (sin haber visto ningúnprograma de tv donde se lo homenajeaba, salvo, el de TN "tiene la palabra" que era un antiguo reportaje. Y él se quería bastante, y todos sus personajes tienen una alta autoestima y se creen siempre GANADORES, tanto Johny Tolengo, como REnzo (el contra) y sobre todo ANIBAL (el pelotazo en contra) y algo de sus personajes estaba en su persona. porque siempre se refirió a si mismo como un triunfador, con las chicas a conquistar, con su esposa, y hasta cuando era chico, en el colegio, decía "mi papá me habia hecho el balero más lindo de todo el cole". Creo que es bueno que uno escriba sobre su pasado, sobre su propia vida, porqu solo eso tenemos para dejar, es nuestra mini aldea, y aunque sea, este señor habla de la Olivetti y de cosas que los chicos de ahora ni siquiera saben de que se trata. Yo voto por Hyde.

SÓLO EL AMOR ES REAL dijo...

Y así es querido hermano, siempre es sobre uno mismo que escribimos...creo que no podría ser de otra forma...

Paz

Isaac

esteban lob dijo...

Linda historia.
Quién imaginaría que las Olivetti, sus hermanas y sus primas estaban condenadas a la extinción pronta.

gla. dijo...

Me pareció un relato peculiar...que me atrajo hasta el final
Sobre el hecho que sin darte cuenta escribiste acerca de vos y te ganaste el trabajo...meencantó
Muy buena entrada

maria cristina dijo...

Resolvió muy bien tu personaje, cuando uno no sabe bien de qué va la consigna que le manda su jefe, mejor hacerla con lo que más conoce, un abrazo Lao!

El Demiurgo de Hurlingham dijo...

Está bien como lo resolviste. ¿Quien habrá propuesta esas palabras tan raramente combinadas y ese pseudonimo tan raro?

Valaf dijo...

Fluye la historia de manera que las palabras encajan perfectamente. Por cierto, siendo yo pequeño aunque el mayor de mis hermanos, se agenció mi padre una Olivetti, no veas cómo has tirado de mis recuerdos.

Un abrazo

Natàlia Tàrraco dijo...

Pas mal lo que dice ese espejo, aventurero, inquieto, el retrato de Mr. Hyde, escribidor presumido.
Un relato que da pie a un cuento largo a lo Conrad por un decir o sugerir. Eso del escribir, queriendo o no, empieza por uno o una misma aunque sea de tapadillo.
Beso contento.

G a b y* dijo...

Una mirada interna, ese ojo que escruta nuestras zonas más ocultas exponiéndose a sí mismo. Has hecho una gran labor, hilando en tu historia las palabras proporcionadas (creo que sospecho por quién, jajaja)...
Besos!
Gaby*

Loquita Diplomada dijo...

Me gustó como fuiste relatando toda la tarea que tuviste que hacer para obtener el trabajo. Finalmente sorprendes con la confesión de que ese tal Héctor Hyde no es otro que tu mismo.
Muy bueno!!
Un beso, Jime

Carmen Andújar dijo...

Normal, escribir de uno mismo, de lo que has sido o de lo que te hubiera gustado ser. Siepre ponemos algo de nosotros en nuestros escritos
Un abrazo

Alicia Gonzàlez dijo...

Es que escribir sobre uno mismo es muy complicado, pero tu protagonista, osea tú, lo ha logrado con nota. Besote

Mar dijo...

Consiguió el trabajo, objetivo superado :)

Si quieres hablarnos de ti, desde luego has elegido una forma muy sutil... jajaja

Bss.

Auxi González dijo...

¡Ay! ¡Cómo es la vanidad del artista! ¿No pensarían ustedes que la comitiva que nos acompaña está sólo formada por genios y musas? ;)

El Demiurgo de Hurlingham dijo...

Voy contestar la pregunta que formulé, lo de Héctor Hyde me pertenece. Yo aporté ese alias como las cinco palabras que te tocaron.

Alfredo Cot dijo...

El espejo no engaña, y sólo él nos saca de dudas. Sí, ese que está ahí soy yo, con toda la carga de bueno y malo que he acumulado a lo largo de mi vida. Otra cosa es que queramos que el espejo vea lo que realmente no se le ofrece delante.
Buen texto, reflexivo y real. Bien ubicadas las palabras.
Abrazos.

casss dijo...

La soluciòn que le has dato al jueves, me ha parecido fenomenal.
Muy entretenido y con el trasfondo suficiente, para dejarnos algo rebotando en la cabeza, tal vez la imagen que no vemos en el espejo...

un fuerte abrazo. Nos vemos el jueves!!!

Toni dijo...

Supongo que cuando se escribe con verdad de verdad se escribe.
Te leo con placer.
Un abrazo!

San dijo...

Lao me gustó mucho tu relato, ese mirar y ver más allá. Intimista y reflexivo. Si que me gustó, si.
Un abrazo.

Soñadora dijo...

Muy bueno Lao, tu ingenio no deja de sorprenderme.

Un abrazo!

Gaston D. Avale dijo...

escribir sobre uno mismo... cada historia contiene un pedacito de cada uno... a veces creo que no podemos ser muy objetivos... la subjetividad se filtra en nuestras palabras... un saludo!

rosa_desastre dijo...

Ay, yo tengo ese defecto de mirarme en los espejos y a veces asusta.
Un beso

Tierra roja dijo...

Sos un genio LAO!!!