martes, 24 de septiembre de 2013

LAS BAILANTAS AQUÉLLAS

APORTE JUEVERO

BAILAR Y CORTEJAR

(siguiendo a Censura Siglo XXI)









por aquellos días la niña iba con toda la familia y se llenaban las mesas del club. Ella, muy coqueta, era la casamentera expuesta y dispuesta a que algún galán se animase a sacarla a bailar sorteando toda esa prueba inquisitoria....padres, abuelos, hermano mayor y hasta el perro tenía que dar el "visto bueno".

nosotros los galanes candidatos, temblábamos de pies a cabeza, pero ante los nuestros mostrábamos aire de hombría. Éramos los pibes que salíamos en busca de aventura, la que por lo general terminaba en fantasía. Solamente "uno de cada diez" por decirlo así, ganaba el premio.

Lograba ser aceptado a la danza por la "mas linda" según nuestras ensoñaciones. Y entonces ambos volábamos en el cielo tomados de las manos y si la cosa mejorába, cuerpito contra cuerpito, mejilla contra mejilla.....





"baila la niña baila
con el muchacho deseado
ella la muy coqueta
logró el premio mayor

y él muy cancherito
creido de su hombría
baila para que los demás
envidien su gallardía"





si la mujer se quedaba sentada y no era invitada por nadie durante toda la noche, se decía que había "planchado"

Y si el joven era rechazado se acostumbraba a decir que había "rebotado"

Esas y otras cosas mas para contar quedarán en tu imaginación queridos compañeros de escrituras y leiduras.....

      ¡que se diviertan!

                                    Lao Paunero

12 comentarios:

gla. dijo...

Me encantó tu relato...hasta me he remontado a mi juventud apenas floreciendo y una vez tuve que planchar...debido a mis primos y un tío que me vigilaban toda la noche...pensando quién sabe que...haría yo si me daban alas...y yo solo quería bailar...solo bailar
Un abrazo

Fiaris dijo...

Me encantó esos recuerdos tambíen vividos pero la diferencia era que cuando fui al baile era ya con mi novio mi esposo de ahora y siempre.
abrazo

Pluma Roja dijo...

Lindo relato con la imaginación que nos cargamos quien saber cuantas cosas imaginaremos.

Un saludo cariñoso Lao.

Cecy dijo...

Tal cual lo contas, así era el relato de mi padre de aquellos bailes y a mi me daba risa, que el visto bueno tenia que pasar por toda la familia completa.

Un abrazo :)

Tracy dijo...

Parece que so sucedía hace siglos y en realidad fue antes de ayer.

maria cristina dijo...

Las chicas queríamos bailar, los muchachos "chapar", esa historia se repite con diferentes modos y costumbres, cuando se encuentran dos que de verdad disfrutan del baile es un gran hallazgo y si a eso se agrega el romance, todo en su lugar! Gracias Lao por estos recuerdos del ayer, un abrazo!

Juan L. Trujillo dijo...

Me has recordado los "guateques" de los años 50, a este lado del océano.
Las mamas de las niñas, abanicándose y sin perder un detalle,calibrando las distancias, mientras Antonio Machín cantaba de sus cosas.
Un abrazo.

Elba dijo...

Lao , me encantó tu relato , tan real que me di una vuelta por el club de mi barrio...y algunas veces me tocó planchar por ser muuuy lunga...besos amigo

Leonor dijo...

Me has recordado los bailes que hacíamos en las casas con los tocadiscos. No quiero presumir pero siempre tuve mis bailes comprometidos. Ya bailamos "sueltos" había llegado la música pop, claro que de vez en cuando se pinchaba alguna canción para bailar agarraditos.

Besos.

Pepe dijo...

Como a otros compañeros, me ha asaltado la nostalgia de guateques, organizados en casa de amigos, y los tímidos acercamientos entre chicos y chicas que en ellos se producían.
Un abrazo.

San dijo...

Bueno Lao sin preocupaciones, los cinco verbos estan, el texto está y te salio del alma ¿que más se puede pedir? pues nada más, sigamos bailando.
Estámos conectados entre los brazos jueveros.
Besos.

Esilleviana dijo...

Buena memoria que revela cuánto hemos cambiado en nuestro modo de actuar y de acercarnos a otros.

un abrazo