jueves, 20 de junio de 2013

SEÑOR DIRECTOR, APORTE JUEVERO




















relato fantasioso sobre el DIRECTOR AGRANDADO

adhesión a nuestra amiga ENCARNI

























Estaba tan agrandado que no cabía ni en la puerta doble de la entrada. Pero lo que le quedaba mas grande era el cargo de Director, porque lo había heredado de sus tartarabuelos y no había puesto ningún esfuerzo para lograrlo, y mucho menos para obtener en consecuencia la propiedad del periódico mas importante de la ciudad.

Pero la sección de Correo de Lectores era la que lo tenía mas ensoberbecido. Porque por cuanta disconformidad había en la ciudad, le llegaba la queja a esa sección y con su nombre en el encabezamiento, lo cual lo hacía creerse mas importante aún; Señor Director Pantaplufi......"que la veredas están rotas", Señor Director ..."que no hay semáforos para daltónicos",Señor .... "que hay mucho ruido durante la noche", "que la comisión vecinal de suegras se toma muchas atribuciones", "que ésto", "que aquello"..... y "que etcétera....etcétera"


A tal punto estaba agrandado el hombre que ni saludaba en la calle, creyéndose ser el "factótum" de la población, el imprescindible.
Para peor, de todo lo que se publicaba, los lectores comenzaron a perder curiosidad y nada era leído con debida atención. Y, en la medida en que iba creciendo su fanfarronería, cada vez menos se lo tenía en cuenta; incluso al enterarse de los reclamos, las autoridades comenzaron a tomárselo a la risa y mirando para otro lado,  hacían un bollito despectivamente con el papel del caso y lo arrojaban al cesto de la basura con el mayor desinterés debido a su engreída procedencia.

El con su orgullo no se daba cuenta de la decadencia de su trabajo, la cual era cada vez mayor como te dije mas arriba...


Pero su ciega fantasía era de tanta magnitud y distorsión, que además se le había inflado un delirio de grandeza tal que estaba convencido de que todo dependía de el en lo que se refería a solución de las inquietudes vecinales.


Pero estaba tan ocupado el tal Señor Director y tan creído,  que mientras aparecía publicado creyéndose un gran personaje en su diario...... su señora esposa se aburrió de esperarlo en casa.......
                               gracias por leer

                                                  LAO PAUNERO

14 comentarios:

maria cristina dijo...

Lao, pobre Sr.director, ni en la casa lo quieren ya, un abrazo!

Fiaris dijo...

Pobre hombre.
abrazos

Juan Carlos dijo...

Con tono de fábula, este relato tiene un personaje estupendo; creo que conozco al director (y ojo, que no me recuerda a nadie en concreto).
Me ha gustado lo que en pocas letras profundizas en esa personalidad.
Abrazos.

San dijo...

Todo un personaje este señor director, la cosa Lao es que me da que hay tantos así, solo me cabe decir !pobres desgraciados!.
Un abrazo.

Tracy dijo...

Suele pasar muy a menudo a los fanfarrones, jejejeje.

Mar dijo...

Me parece estupendo que los lectores de su periódico le dieran una lección a este hombre tan arrogante. Creo que se ganó a pulso el desaire de lectores y de su mujer. Bien empleado le está.

Bss.

Toni dijo...

Hoy en el doodle de google hay una ola que se parece a esta. Jajaja.

Un abrazo fuerte, Lao.

Encarni dijo...

Estimado Lao, lo del señor director fue un secreto a voces, el pobre tenía un ombligo y con el ombligo se quedó, ni más ni menos. Como secretaria de redacción, muchas cartas no fueron a la papelera y se salvaron. Pero ya se sabe que quien tiene un ego así, acaba abducido por él.

Atte.

La redacción.

Teresa Oteo dijo...

Ni en su casa le quieren y con razón...
UN beso!

Teresa Oteo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Carmen Andújar dijo...

El poder que se sube a la cabeza, y ya no ves más allá de tus narices. Esto pasa por ganar las cosas sin esfuerzo.
Me ha gustado tu forma de explicarlo.
Un abrazo

Charo dijo...

Eso le pasa a muchos, ja,ja que se creen "los reyes del mambo" y en realidad no son nada.

Matices dijo...

Suele pasar, no se puede creer uno tan necesario y encima que se le suba a la cabeza porque pasa lo que pasa, que pierde credibilidad por su actitud...

Un abrazo

magu dijo...

DON LAO
JAjaa
y la mujer se fue con el cadete mientras él se creía importante,jaja
beso nene
estuve internada, recién me estoy poniendo al d´ñia con los blogs