miércoles, 24 de agosto de 2011

DOLOR ESCONDIDO

Estábamos de visita en la casa de los abuelos con nuestros pequeños hijos. Se encontraban también sus primitos.
Jugaron contentos en el fondo muy entusiasmados.

Todo bien, todo en orden.Los mayores muy dicharacheros pasábamos un buen rato.

En un momento nos despertó de la conversación, el hecho de querer ver que era lo que estaban haciendo los chicos.
Habían preparado una fogatita que no se como se ingeniaron para armar y poder encender.

Baaasta chiiicos dejen eso que se van a queeemar, dijeron las mamás en apariencia asumiendo un papel muy controlador. Y los padres, muy padres, respaldamos la actitud de las mismas, Pero la realidad es que estábamos en nuestros debates o posiblemente algún chusmerío de vaya a saber que.

Todo en orden, todo bien.

Volvimos luego a casa a organizar la cena y esas cosas...

Mi hijo mayor, aun pequeño y menor que sus primos, estaba medio callado...algo así como conmocionado. Hasta que de pronto se largó a llorar con desconsuelo y exclamando, con mezcla de enojo e incomprensión....¡¿porque quemaron al bichito?!...¿porqué lo quemaron?....

Ese día solamente el sueño lo pudo conformar........

8 comentarios:

maria cristina dijo...

La crueldad de algunos niños y el dolor de otros

Gla dijo...

Qué crueldad y qué ternura!!!!

magu dijo...

DON LAO
¿Qué bichito quemaron?
el nene mayor se debe haber hecho vegetariano como yo, desde chica jamás soporté el hecho de que para alimentarnos tengamos que matar a animalitos, ni peces ni terrestres.
un abrazo DON LAO, tus hijos tuvieron una infancia llena de amor y de buenos momentos

Lao dijo...

María Cristina. Son esas conductas opuestas de los niños que con el tiempo de algún modo se alcanzan a notar

Lao dijo...

Gla. Te digo lo mismo que le dije a María Cristina.

Lao dijo...

magu. La naturaleza fue puesta a nuestro servicio y nosotros sus servidores. Ello implica el respeto entonces. Con mi hijo acostumbramos a comernos buenos asados sin remordimientos pero sin excesos y sin tirar nada. Amamos a la naturaleza y la agradecemos todo el tiempo.

magu dijo...

muy buen papá, diría pilar sordo, y yo también, saludos lao

Lao dijo...

magu. muchas gracias y muchos saludos