miércoles, 15 de junio de 2011

MAS ALLÁ DE LAS NARICES

Mirando mas allá del horizonte, tratando de adivinar dónde se esconde el sol. O que se trae el arco iris con sus hermosos colores.

Veo niños y grandes corriendo en búsqueda de la olla de oro. Yendo hacia ella, confundieron el objetivo. El oro mágico comenzó a reemplazarse por el dinero.

¿Que mundo les mostramos a los niños?



Antes de contarles algo, se me cruzan por la mente algunos economistas que estudiaron lo que dieron en llamar propensión al consumo, ésto es el grado de avidez por comprar. Entonces pegaron un giro y crearon la forma de obtener el producto antes de pagarlo, llámese crédito.O sea, dinero, sin sustentarse en la producción. Omitieron en apariencia el esfuerzo, o al menos inculcaron esa mentalidad. Indirectamente, queriéndolo o no, fueron anulando la dignidad.

¿que mundo ofrecemos a los niños?



Hace unos días, una mamá de 25 años que tuvo que abrirse camino sola en la vida. Con una historia complicada e injusta, dado la desprotección en que se encontró y que la llevó a tener un hijo que tiene ocho años y que ella está criando con sacrificio y por un recto sendero; trabajando como empleada doméstica y terminando de cursar el último año de educación secundaria, que la habilitará para continuar con la carrera de enfermería según se lo propuso; nos contaba con gran sencillez como fue que su hijito le dijo que lo que mas deseaba era tener mucha plata, para obtener todo lo que se le vaya ocurriendo.
Ante esa inquietud, ella le respondió -superando sin quererlo y sin saberlo, a aquellos economistas que aludí - "hijo no es necesario para abrirte camino, tener mucho dinero.Basta que con tu trabajo ganes lo justo, eso será suficiente para ser feliz...."

20 comentarios:

maria cristina dijo...

El mundo del consumo consume a la gente.

Alejandro Kreiner dijo...

Todos nos comportamos como niños. Es imposible enseñar a los niños lo que los mayores no hacemos... y aunque pudiéramos hacerlo la sociedad no lo permitiría... sin consumo no hay capitalismo.

Saludos.

Franki dijo...

Hermosa enseñanza la de esta madre, pero lamentablemente el consumo desbocado arrastra a quien se ponga por delante. Aunque es bueno que te recuerden que otros caminos también existen... así si un día naufragamos, sabremos con certeza que otras islas existen.
Un abrazo

Lao dijo...

maria cristina. creo que el mundo finalmente pegará la vuelta.Lástima los costos.

Lao dijo...

Alejandro Kreimer. Es cierto, el ejemplo lo es todo, la autoridad moral sobre los niños no se improvisa
Nadie puede enseñar lo que no es. El dinero es necesario como primitivamente lo era la sal,no se puede hacer intercambio sin un denominador común. Lo dificil, me parece que es el equilibrio. Muchos saludos.

Lao dijo...

Franki. Me parece que lo interesante es lograr ponerse al costado y no por delante.Y desde luego que existen otros caminos. Un abrazo.

Caro Pé dijo...

Y sí el consumo tiende a consumirnos Lao. EL Reino de la guita. Todos en algún momento podemos caer víctimas de esta obsesión por el dinero.
Gran post.
Abrazo

belijerez dijo...

El hijito ve que su madre tendrá que dejarlo, y no podrá estar con él el tiempo que él necesita, es por eso que el quiero que ella tenga la plata suficiente para que no deje de acompañarlo.

Ahora hablan del "decrecimiento" pero ese movimiento corresponde a los burgueses, aquellos que consumen más de lo necesario. El capitalismo está basado en la creación de necesidades superfluas (y esas no tienen límite).
Un saludo afectuoso.

Lao dijo...

Caro Pé. Creo que en realidad el problema somos nosotros, no el dinero
Podemos manejarlo a pesar de lo difícil que es. Un beso.

Lao dijo...

Belijerez. Estoy de acuerdo en los dos conceptos. Pensar que hay madres y padres que se crean necesidades superfluas (pura vanidad)y dejan a sus hijos sin necesidad.

esteban lob dijo...

Como ella, amigo Lao, hay miles de ejemplos de esfuerzo que se pierden en la maraña de incitación a consumir. Y, claro, consumir mucho más de lo que necesitamos.
También creo...o más bien anhelo...que algún día el mundo se dé la vuelta en esta materia.

magu dijo...

DON LAO
Tengo tus mismos valores, los de marie cris (tu amiga bloguera, la primera comentarista), lo importante para uno, es el amor, el compartir, el buscar la paz, la dicha en lo sencillo, el estar bien con uno, con los demás, el dinero es secundario, aún no es imprescindible, pero basta que no le demos bolilla nosotros para que los chicos lo desestimen también
eso, si, de chica al cole venían de la caja de ahorro y postal

el ahorro era importante para construir, para una emergencia, era posible, si bien no soy consumista ni exitista, si quiero que se frene la inflación, que todo puedan ahorrar o alquilar o tener créditos, como antes daban los bancos para la gente humilde

Alma Mateos Taborda dijo...

El mundo del consumo nos vuelve individualistas y nos neutraliza los sentimientos. El yo y el ya no permiten pensar en el otro. El mundo se transforma en un negocio donde el Dios es el mercado y donde todo se vende o se compra, aún las conciencias. Bello post con un gran final.Un abrazo.

Vaeneria dijo...

Realmente, la madre dejó atrás, muy muy atrás a los economistas. Cuánta sabiduría se obtiene de la vida misma, a veces muchos más efectiva e importante que la que se logra en ambientes académicos. La verdad, la vida es una escuela, la más cruda pero la que más enseña. Un gran saludo, Lao.
(Algún día regresé a estos senderos amigos) :)

Abuela Ciber dijo...

Magnificas palabras de una madre que sabe lo que cuesta abrirse camino en la vida.
A mi tambien me costo con tres hijos.
Bueno te diré que tienes razon, lo veo en mis nietos, y eso que los padre son moderados en los gastos.
La propaganda está en todo, a veces creo que en el aire.
Es un diario dar el llevarlos a la comprension de las cosas importantes en la vida.
No es fácil para los padres hoy en día, siempre lo digo, pero de su predica y EJEMPLO, veremos los frutos.
Y la bendita tarjeta "comprar sin dinero" es un flagelo.

Cariños.

Lao dijo...

esteban lob. Apreciado amigo, yo estoy seguro de que el mundo se va a dar vuelta en ese aspecto. A pesar del alto costo que el ser humano paga por sus errores. Hay una Inteligencia Superior que nos dará nuevas oportunidades. UN ABRAZO

Lao dijo...

magu. Comparto tus ideas, al dinero hay que saberle dar el lugar que tiene que tener y nada mas. Muchos saludos.

Lao dijo...

Alma Mateos Taborda. Muy interesante tu comentario, estoy de acuerdo. Lo interesante es no vender la conciencia, no hay plata que alcance a su valor. Muchos saludos agradecidos por tu presencia.

Lao dijo...

Vaeneria. Hola! Es cierto que la vida, si queremos, nos aporta una sabiduría que nada lo supera. Si prestamos atención podemos vivir en paz. Un beso.

Lao dijo...

Abuela Cyber. Es la verdad, no hay nada que supere al ejemplo, el cual involucra la humildad de los padres de saber reconocer sus propios errores. Lo de la tarjeta, si uno no es realmente libre, es una trampa sin remedio....SALUDOS MUY AGRADECIDOS.