sábado, 20 de noviembre de 2010

COSAS QUE VENCER

Ya desde chico era muy distraido, pero sumamente curioso e inquieto. Al mismo tiempo que he cargado durante toda la vida con el defecto de aburrirme rápido.
Esta características y otras se sumaron a creer que entiendo enseguida lo que alguien me está contando y, en consecuencia, interrumpirlo en el hablar, siguiendo yo con el tema o la respuesta en forma anticipada.
Lo de interrumpir, me ha trae algunos inconvenientes de convivencia , porque genera un malestar en el interlocutor. Aunque lo haya entendido antes de terminar.
Claro está que se suma que en mi casa éramos muchos y todo el mundo luchaba por tener un espacio para lograr ser escuchado.

Pero bueno, ya les contaré un poco sobre como la voluntad puede imponerse y llevar el espíritu para donde uno quiere o cree que debe.



Lo de la distracción ha sido un verdadero desafío para tener que dominarla.
Entre tantas cosas por ejemplo una vez, siendo un adolescente, me encontraba arreglando la canilla de afuera de la casa. Y en consecuencia, tuve que cortar la llave de paso, la que interrumpe el acceso del agua a toda la vivienda. Y mientras estaba ocupado en ese trabajo, sale mi mamá y me dice..."Lao no hay agua" (como iba a haber si yo mismo la había cortado); inmediatamente, olvidado de ese asunto, tomé una cacerola grande y fui a la casa de unos vecinos que estaban a cierta distancia y les pedí permiso para usar el bombeador manual...
Mientras estaba llenando la olla, recién entonces me acordé que yo mismo había cortado el acceso. Me reí por dentro sin decir nada, y como me daba vergüenza, seguí juntando el precioso elemento y una vez llena la cacerola, saludé muy agradecido a los amables vecinos y me retiré....
Cuando llegué de vuelta, sin decir nada de lo que había pasado, le alcancé el agua a mi mamá; terminé el arreglo y abrí la llave de paso...

Ella se asomó nuevamente y exclamó contenta diciendo ..."volvió el agua...volvió el agua".

11 comentarios:

Caro Pé dijo...

JAJAJA Volvió el aguaaa!
Yo también soy un poco distraída Lao sí :/!!!!
Abrazo!

magu dijo...

LAO
En Maschwitz, en vacaciones de verano, era frecuente que se cortara la luz.
Una noche de gran calor, donde se cortó la luz, papá le dijo a mamá
Beatríz, enchufá el ventilador que hace calor. Mamá le contestó - jaja, me tomás por distraída-. Si enciendo el ventilador, se van a apagar todas las velas.
jaja
dos distraídos en diálogo
jaja

saludos LAO

Lao dijo...

Caro Pé. Gracias, un ABRAZO. Sí...somos unos cuantos. Como los van por la calle hablando solos...

Lao dijo...

magu. Ja! ¿habrá que formar una asociación... de amigos de la distracción? Dos distraidos es peor que "conversación de sordos" figurativamente y con respeto por supuesto. Muchos saludos y gracias.

magu dijo...

LAO
Jaja
mientras no cocinen ni manejen ni piloteen ni estén usando alguna moladora o sierra eléctrica, jaja
FELICES LOS DISTRAIDOS UNIDOS
jaja
saludos LAO

esteban lob dijo...

Por lo menos, Lao, con la llegada nuevamente del agua, aunque de origen desconocido para ella, le diste una gran alegría a tu madre.

Lao dijo...

Magu gracias por tu simpleza y expresividad, no la dejes nunca. Un beso a los dos.

Lao dijo...

Esteban lob. Muchas por acompañarme te deseo lo mejor para vos y tu familia. Es cierto que mi mamá se puso contenta, porque ella creo que ni se enteró que yo había cortado el agua y en aquel entonces era un verdadero problema. Por suerte teníamos algún vecino que nos dábamos manos mutuas. UN ABRAZO

magu dijo...

saludos

Lao dijo...

Igualmente magu

Lao dijo...

Igualmente magu