viernes, 28 de agosto de 2009

JAZMIN

En casa hay bastante espacio y vegetación, ya que así nos gusta a nosotros. A pesar de vivir sobre una avenida muy transitada, hacia el fondo, es lo que se dice A NUESTRO MODO, dentro de lo posible. Lo digo así porque hay que filtrar ruidos y otras invasiones molestas. Pero en realidad, nos damos muchos gustos que van de acuerdo a nuestras inclinaciones desarrolladas desde la infancia.
Por ejemplo tuvimos una oveja y allí mismo parió un corderito y disfrutamos todo el proceso.
Asimismo construí una casita de madera en el fondo, que fue utilizada para alojar una yegüa que le pusimos de nombre JAZMIN, porque precisamente, cuando la trajimos, nació un jazmín fuera de temporada, y, como eso nos llamó la atención...
Al tiempo la hicimos servir por un buen caballo y mas adelante entonces, nació un potrillo hermoso, en esa misma casita de madera!

Les voy a comentar algo que vale la pena hacerlo; y es que, a los tres días del parto, el potrillito dejó de amamantar de golpe...se iba a venir abajo en cuestión de horas. Entonces improvisamos una mamadera gigante con una botella de gaseosa de dos litros y, mientras Adela, mi esposa, le hacía, un poco forzadamente, tomar la leche; yo me quedé a unos metros acompañando y tranquilizando a la madre, quien desde adentro de la piecita podía observar a su hijo. Debo decirles que las yegüas, sobre todo las petizas, son muy bravas en situaciones como éstas. En realidad no aceptan la mano o compañía de cualquiera, si no es que se sienten seguras. Cuando el caballito dejó de tomar, lo dejamos volver con su mamá y sucedió algo que nunca habíamos imaginado o esperado que sucediera...
Jazmín estirando el cuello y levantando la cabeza, dibujó una enorme sonrisa con su gran dentadura. Eso fue un privilegio para nosotros. El animal había reconocido por instinto que la habíamos ayudado.
A partir de allí, el potrillo volvió a tomar la teta regularmente y creció sin dificultad...
En realidad, muchos desconocen, que un caballo pueda expresarse de semejante manera. Pero les aseguro que es así y vaya cómo conmueve

Para cerrar les voy a comentar que desde hace unos años, tenemos a unos quince minutos de casa (pero sin ruidos molestos), un criadero de conejos, con una extensión de tierra donde criamos también ovejas y corderitos, gallinas y ya se verá que otra cosa...

8 comentarios:

ojo dijo...

Qué bueno!

A mi también me encanta la naturaleza, y - dentro de lo posible trato de mantenerme en contacto aunque sea en la ciudad.

Lo de tener animales campestres en la ciudad es maravilloso.

Felicitaciones y Saludos!

Lao dijo...

ojo. Muchas gracias por opinar. Si! siempre se puede de algún modo estar con la naturaleza. Es una bendición al alcance de todos, en mayor o menor medida...pero la medida está en el corazón...

Muchos saludos!

Lembranza dijo...

Ohhh que tierno, me encanta la naturaleza e intento volver a ella cada vez que puedo, me gusta escuchar el ruido del viento o el que hacen las hojas en otoño, los animales, tan indefensos cuando son pequeños, todo. Eres un priviligiado Lao, disfrutalo. Un abrazo

Caro Pé dijo...

De las gallinas me acuerdo!

Y sí hay un misterio los animales tienen una conexión con los seres humanos también.

Mi papá se encargó un perro antes que naciera, y el perro nació el día del cumpleaños de mi viejo.

Una compañera que tuve en la facultad tenía su gata de toda la vida que cumplía años el mismo día que ella.
Cosas inexplicables, fuera de nuestro alcance. y está bueno
beso Lao

Lao dijo...

Lembranza. Muchas gracias...es cierto
en ese sentido soy un privilegiado y realmente lo disfruto todo lo que la vida me permite. Un abrazo!

Lao dijo...

Caro Pé. Sí hay cosas inexplicables con la naturaleza. En tus palabras se siente la presencia fuerte de tu papá. Gracias y un beso.

belijerez dijo...

Estamos conectados, somos naturaleza y podemos comunicarnos entres las partes. Es cuestión de dejarnos envolver por esto que somos. Vivo en la urbe, rodeada de árboles, ultimamente ha aparecido una especie "gente adicta a las drogas" molestan al entorno a la vista y al silencio , antes habitual,supongo que antes o despues desaparecerán. Siento tristeza por ellos, confio en que puedan descubrirse a si mismos en algún momento.

Lao dijo...

belijerez. muchas gracias por venir.
Creo profundamente que esas personas que mencionás, y que a mí también me provocan tristeza. Con respeto por ellas, creo que encierran una búsqueda, de la que ellos ni se dan cuenta. Lo interesante es que, a pesar de todo, la naturaleza se puede sentir, aún a través del ruido.
Es poderosa!!