viernes, 23 de noviembre de 2012

OREJITAS

Sus padres son muy buena gente, pero hay veces que no basta con eso porque aún siendo muy bueno se pueden ignorar algunas cosas y cometer torpezas muy serias que muchas veces pasan desapercibidas.

Falleció hace unos pocos meses el abuelo paterno de un chiquito de unos diez años y como vivía desde lo cotidiano muy pegado a el y también su papá. Se suman un montón de cosas y cositas que extrañan de ese abuelo.

El pibe se hizo receptor de todas las angustias del entorno sumadas a las propias.

Sus papás con real preocupación hablan de el todo el tiempo con otras personas adelante de el. "Que va a tener que ir a un psicólogo" "que está cada vez mas obeso desde que murió el abuelo".

El punto central es que los hijos o nietos son como esponjitas y absorven toda la angustia de los adultos, los que, en lugar de solucionar los problemas del niño, con esa actitud se los están agravando.

Por regla general a los niños no les gusta que hablen de sus supuestos problemas o conductas con los demás en su presencia y aunque no lo demuestren, se rían o parezcan indiferentes, están sufriendo mucho con esa actitud y suele generarles graves trastornos.

7 comentarios:

Pluma Roja dijo...

Eso es muy cierto, depende de lo que diga del niño será negativo y puede causar graves trastornos como tu dices. Habrá de tener mucho cuidado.

Un fuerte abrazo.

Fiaris dijo...

Es la mejor definición "esponjitas"
abrazo buen finde.

SÓLO EL AMOR ES REAL dijo...

Muy cierto.... aveces lo olvidamos...

Paz&Amor

Isaac

maria cristina dijo...

Es muy cierto esto, Lao, a veces uno no se da cuenta y hace comentarios que sin querer los lastiman, un abrazo!

magu dijo...

DON LAO
Tenés razón, como padre, abuelo, sensato, y como asistente social experimentado. Lo que engorda a los chicos no es la tristeza por la muerte del abuelo, sino, la televisión y la comida chatarra. Y la tosudez de los padres que no saben como canalizar su propia angustia, que vayan a pasear una hora por día a un perro, y de paso lo lleven al nene a caminar, Pienso que el deporte ayuda mucho a elaborar duelos, a despejar la mente y a no angustiarse, deberían ocuparse de ellos mismos y dejar al nene correr un poco.

Gloria dijo...

Somos tan bestia que no pensamos que unas simples palabras puedan desbaratar un sinfin de problemas, complejos y angustias a aquellos que por un motivo u otro estan pasando por un momento.. digamos bajo.
Ha sido una ola de agua fresca su blog, saludos desde Tenerife-Canarias-España y le dejo enlace de mi espacio para cuando guste.
http://gofioconmiel.blogspot.com.es/

Abuela Ciber dijo...

Cuan cierto lo que comentas.
Ellos estan a la pesca de todo!!!!

Cariños