miércoles, 16 de diciembre de 2009

NOSTALGIA DESAFIO

Alla en el fondo de la casa, entre las plantas, sentado en el pasto por un largo rato. Mirando el cielo contando nubes, imaginando formas...
Había un chiquito que acumulaba aromas, almacenaba hormiguitas, saltamontes, mariposas...
Por la noche contaba estrellas, las estudiaba; corría murciélagos y bichitos de luz...

Mas adelante, siendo un chico aún, plantó plantitas, tuvo una huerta. Crió pollitos y gallinas. Actividades que siempre continuó en mayor o menor medida. Mantuvo ese refugio durante el transcurso de su vida.
También tuvo patos, conejos, caballos y otros animalitos, con el correr del tiempo.

Ha dejado muchas otras cosas de lado para poder conservar vivas sus raíces del alma.

Un día encontró por allí una cartita que su abuela le había escrito, donde ésta lo definió como "el pequeño solitario del jardín".

Ese pequeño siempre fue pensante y reflexivo. Demasiado tal vez. Es que había algo en el mundo que no le cerraba. Como muchos, se encuentra con el mismo en permanente conflicto.Ésto, teniendo en cuenta lo grandioso que es el universo, sus estrellas, los pájaros y todo lo demás.


Ese chico sigue en cierto modo siendo chico, pensante, pero niño...

Por un lado, reconoce que sufre demasiado para costear el precio que requiere el hecho de ser como es.

Tal vez los duendes, los bichitos que nunca quizo matar sin motivo y la madre naturaleza que el ama profundamente, le concedieron el bálsamo que el precisa para poder valorar el tiempo y vivirlo a pleno con lo que le rodea.

No tengo dudas de que hay muchos "pequeños solitarios". Pero tal vez no todos aceptan el desafío que ese lugar implica. Muchos abandonan. Otros a cierta altura desean retomar su camino de la infancia...

Entonces...aparecerá una estrella, una mariposa, un pájaro,una flor o una gota de agua que le dirán que todavía pueden regresar.

8 comentarios:

Emiliano Pardavila dijo...

Creo que quien vuelve es porque nunca se ha ido del todo, no se ha perdido del todo y al fin de cuenta creo que de eso va esto, de no perderse, ser lo que se es, con disfraz o sin el, pero siendo.
salud y buena suerte

Lao dijo...

Emiliano Pardavila. Hola Emiliano. Es cierto, es porque nunca se ha ido. Mantiene un pedazo de raíz adentro suyo. Gracias y muchos saludos.

ojo dijo...

Es que el mundo no cierra por ningún lado =$

Fundamental la introspección, el conatcto con la naturaleza y los recuerdos.
Seguramente ese contacto primario te dio una excelente base para emprender el camino.
Que nos acompañen cada uno de los que fuimos en nuestro camino seguir siendo.

Saludos!

Lao dijo...

ojo. Muchas gracias por pasar. Es cierto lo que decís, mantuve siempre ese contacto y es, precisamente mi fuente inspiradora que me ayudó tambien a mantener mi fortaleza interior y no tiene que ser un secreto.

nadasepierde dijo...

Quizas todos deberiamos tener "ese lugar" a donde regresar en los momentos en que mas lo necesitemos, de conectarnos con lo que nos haga pensar que a pesar de que a veces no le encontramos sentido, de alguina manera el sentido está, aunque no lo veamos.

Lao, mil gracias por tu comentario en mi blog, sé, aun sin conocerte personalmente, lo fuerte de ese tema para vos: los hijos y sus idas. Te dejo un fuerte abrazo.

Lao dijo...

nadasepierde. rescatemos "ese lugr del alma" muchas gracias. Con respecto a lo de las "idas" de los hijos, senté en conciencia de que algo podría aportar. un abrazo para vos.

Lembranza dijo...

Ohh!! Como siempre tus post me emocionan. Todos tenemos algún escondite para poder ser nosotros mismos, donde los miedos no existen. Un abrazo y Feliz Navidad

Lao dijo...

Lembranza. Muchas gracias. Allí donde "los miedos no existen" FELIZ NAVIDAD!!